Abierta muestra de grabados de Guayasamín en la casa que lleva su nombre

Al inaugurar la exposición, Eusebio Leal, historiador de la Ciudad de La Habana, expresó que este era uno de los mejores regalos a Fidel

Autor:

Juventud Rebelde

Al inaugurar la muestra, Eusebio Leal expresó que era uno de los mejores regalos a Fidel. Foto: Franklin Reyes De «fiesta cubana, latinoamericana y mundial» calificó Eusebio Leal Spengler, historiador de Ciudad de La Habana, el homenaje de la Fundación Guayasamín al Comandante en Jefe Fidel Castro por su 80 cumpleaños, que en la mañana de este martes tuvo un momento muy especial, al inaugurarse una exposición de grabados del gran artista ecuatoriano en la casa que lleva su nombre, en Obrapía 111, entre Oficios y Mercaderes, en La Habana Vieja.

«Nos alegramos de reunirnos en esta casa, porque sé lo que significó en la vida del maestro Oswaldo Guayasamín, que quiso en tiempos difíciles escoger un espacio en lo más entrañable del patrimonio de la nación, con el fin de contribuir a salvarla, dejar una huella de su paso por Cuba y quedarse con nosotros para siempre», apuntó Leal.

Y agregó: «Este es uno de los mejores homenajes a Fidel... llegue hasta él con estas palabras todo lo poco que desde nuestros corazones hacemos por su salud y pronta recuperación, para que por muchos años guíe los pasos de nuestro pueblo, y los de todos los hombres buenos y generosos del mundo que comparten nuestra suerte».

La muestra, que incluye 50 obras gráficas —serigráfías, litografías, técnicas mixtas y aguafuertes—, fue donada a Cuba por la Fundación que lleva el nombre del inolvidable Pintor de Iberoamérica.

Emotivas resultaron las palabras de Saskia Guayasamín, hija del artista: «Esta casa es la vitrina en Cuba de la obra del maestro Oswaldo Guayasamín, inaugurada con la presencia del propio Fidel en enero de 1993, hace 13 años, cuando comenzaba el llamado período especial, donde todo era difícil, época en la que mi padre quería hacer lo que fuese posible para que Cuba mantuviera la llama de la Revolución, en la que la cultura tiene un papel preponderante».

Un momento especial fue también la representación danzaria del grupo Retazos, dirigido por Isabel Busto, denominada Tránsito. Al final se inauguró igualmente una exposición de siete pinturas del joven quiteño, de 28 años, Felipe Riofrío.

A la inauguración, presidida por Abel Prieto, miembro del Buró Político y ministro de Cultura, asistieron otros familiares del pintor ecuatoriano y numerosas personalidades invitadas a La Habana para participar en las actividades organizadas por la Fundación Guayasamín, como parte de su homenaje por los 80 años de Fidel.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.