En La Cabaña lo mejor de la cuentística de Sancti Spiritus

Según la escritora  Marlene E. García Pérez  la antología  Abrir ciertas ventanas se defiende por la calidad de sus textos y por los autores que están incluidos

Autor:

Juventud Rebelde

Marlene E. García Pérez, de cuya pluma nacieron las novelas A solas con Casandra y La canaria o la mitad de la sombra, está de fiesta, y es que Abrir ciertas ventanas estará en la 16ta. Feria Internacional del Libro. Publicado por Ediciones Luminaria, se trata de un libro que recoge lo mejor de la cuentística de Cabaiguán, en Sancti Spíritus, en antología preparada no solo por ella, sino también por Jorge Silverio, quien tiene en su haber dos libros de cuentos, Razones de peso y La tumba y las medallas, y la novela Pon tu mano en la mía.

Marlene García actualmente se desempeña como asesora literaria en la Casa de Cultura de Cabaiguán; es guionista del programa radial para niños Travesuras, que se transmite por Radio Cabaiguán, al tiempo que imparte clases en sedes universitarias de la provincia. En total ha escrito 12 textos, entre investigaciones lingüísticas, novelas y otras antologías, obras conocidas tanto en Cuba como en España.

—Marlene, ¿qué nos puede contar de Abrir ciertas ventanas?

—Es una recopilación donde los temas son diversos: la situación del país, el amor y sus desencuentros, la nostalgia por los tiempos pasados, la familia..., sin dejar de tener presente la sombra del terruño, a pesar de que algunos pretendan esconderla bajo la universalidad de la palabra.

—¿A qué público está dedicado especialmente y por qué?

—Al adulto, pues Jorge y yo somos narradores, escribimos para ese tipo de lectores, aunque él tiene varios títulos escritos y algunos hasta publicados para jóvenes y niños. También porque era una necesidad de la provincia, donde ya teníamos antologías de poesía y de décima, pero la narrativa había sido soslayada.

«El cuento ha sido una manifestación privilegiada dentro de la literatura en Sancti Spíritus, con muchos autores premiados a nivel nacional. Entre ellos se destaca el Premio 13 de Marzo (Julio Crespo Francisco), el David (Senel Paz), Pinos Nuevos (Jorge Luis Arzola), Premio de la Ciudad de Santa Clara (Antonio Rodríguez Salvador), el 17 de Mayo y Mundo Marino (Jorge G. Silverio Tejera), Calendario (Noel Castillo), y dos Alejo Carpentier (Jorge Luis Arzola y Pedro de Jesús López).

«En los concursos internacionales, nuestros cuentistas han obtenido el prestigioso Premio Juan Rulfo, de Radio Francia Internacional (Senel Paz); el Bustarviejo, de España (Gumersindo Pacheco); y el Hucha de Plata, España (José Luis Rodríguez Alba)».

—¿Cómo espera que sea recibido el libro?

—El libro se defiende solo por la calidad de sus textos y por los autores que están incluidos, como todos esos autores reconocidos que anteriormente te mencioné.

—¿Qué importancia le atribuye a la Feria del Libro?

—Es la fiesta de los escritores, el lugar para encontrarnos colegas de todo el país y de otros países; el momento propicio de hacer contactos con otras editoriales nacionales y extranjeras. Es una de las actividades promocionales más grandes que tiene un autor en Cuba. Es abierta al diálogo, al encuentro entre escritores y lectores. Y para el autor de provincias es la posibilidad de que lo conozcan lectores de todo el país.

«Para mí es una especie de camino donde desde Cuba te abres al mundo, te abres a Cuba, a tu provincia, a tu municipio y a los lectores, que son los verdaderos protagonistas de este hecho cultural. Cabaiguán va a ser sede por primera vez de la Feria y en esta tengo múltiples tareas. Jorge y yo vamos a impartir conferencias sobre determinados temas de la narrativa cubana contemporánea, participaremos en mesas redondas sobre narrativa y literatura cabaiguanense, presentaremos nuestros libros y los de otros, y trabajamos además en la organización».

—¿En qué situación ve a la literatura contemporánea en nuestro país?

—Está necesitada de la publicación de autores. Por razones obvias de derecho de autor, está falta de títulos imprescindibles.

«La editorial Arte y Literatura lo ha intentado muy bien, Casa de las Américas ha hecho otro tanto, pero la literatura que se publica en las grandes editoriales del mundo llega a nuestras librerías después que se ha agotado en las del mundo. También los autores de provincias están ansiosos de espacios en las editoriales nacionales, ya que las tiradas de las provinciales son insuficientes muchas veces para los mismos municipios de residencia del autor».

—¿Ya ha pensado en la próxima Feria?

—Pues sí, tengo prevista la presentación de un libro de investigación, El diccionario geográfico: Fomento en la mano, que realicé con la colaboración de otros tres autores. Por su parte, Jorge piensa publicar su novela para niños La pared transparente, con la cual obtuvo el Premio La Edad de Oro 2006. Y trabajo, mucho trabajo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.