Nuevo concierto de Buena Fe este sábado en el Karl Marx

Al decir de Israel Rojas,director del grupo, el concierto será «un carnaval de sentimientos», pues no incluye presentación de disco

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Israel Rojas (izquierda) y Yoel Martínez. Foto: Roberto Morejón Buena Fe comparte con el público la música inteligente y de reflexión que ha signado su carrera artística. Y una vez repite una fórmula que les ha dado magníficos resultados: intercambiar con sus seguidores como lo hizo este viernes, y lo hará esta noche, a las 9:00 p.m., en el Complejo Cultural Karl Marx, velada que tendrá otra vez la magia del disfrute.

Para Israel Rojas, voz líder y director del grupo, «estos conciertos son los primeros que hacemos en esa institución que no incluyen la presentación de un disco. De ahí que regalaremos buena parte de los temas que contiene Presagios, así como de otros fonogramas que engloben nuestro mensaje.

«El público ha encontrado en Presagios, nuestra más reciente propuesta discográfica, un sentido de vida e identificación, y eso nos da muchísimo placer, porque hemos podido salir de la moda para entrar en el campo de la canción más comprometida con la vida, cotidiana, de crónica social y existencial.

«Por eso regalamos estos conciertos, en el que intentaremos un carnaval de sentimientos».

El grupo inició a principios de año una gira internacional, y luego, tuvo la oportunidad de recorrer la Isla. De ahí que las concepciones sobre la música que hacen, el intercambio con las nuevas generaciones de cubanos así como con el movimiento musical impulsado por jóvenes artistas, constituyen un punto de partida para este diálogo de dos de sus fundadores con Juventud Rebelde.

—Uno de los principios de Buena Fe es el de entregar al público canciones inteligentes...

Yoel Martínez: «La canción inteligente en Cuba no puede dejar fuera a Carlos Varela, X Alfonso, Polito Ibáñez y otros creadores. Pero resulta que esa canción data de hace mucho tiempo en la Isla, incluso desde la época de Matamoros, la trova santiaguera y la tradicional, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés. Muchos músicos hacen este tipo de canciones y la gente siempre las ha necesitado. Pasa que en ocasiones se piensa que el público precisa de otras cosas y no tocan esa puerta, quizá porque la otra tiene un mensaje más fácil y aparentemente inocuo o aséptico».

Israel Rojas: «Aunque no es menos cierto lo señalado, Leo Brouwer en el libro Los Beatles en La Habana con la ayuda de sus amigos, de Ernesto Juan Castellanos, afirma que el cubano es más bailador que cantador. Nosotros creemos que es bueno que en Cuba encuentre espacio toda la música bailable, que saque el caribeño que tenemos dentro. Sin embargo, no solo somos eso, somos también lo que refleja una cancionistica romántica, pensadora, y lo lamentable es que falten más espacios para mostrarlo. Porque la gente tiene sus ocupaciones y generalmente quienes acuden a esta última son estudiantes, intelectuales y trabajadores que a veces escuchan solo lo que ponen en los medios. Por eso creo que debe conocerse mejor lo que está haciendo la nación en esta materia. Tenemos un movimiento fuerte en todo el país y con muy buena comunicación. Háy una esfervecencia creativa que, ojalá no pase inadvertida».

—Entonces, esa música hecha por jóvenes está lista para generar debates e intercambiar.

Israel Rojas: «Hay espacios creados para eso. El problema es su organización. Eventos nacionales como la Feria del Libro o la Bienal de La Habana crecen por años. Al Cubadisco todavía le falta, pues, entre otras cosas, se circunscribe a los que tienen disco. Se trata de que las estructuras que generan cultura aprendan de esos debates con sus creadores y que todo cuanto está pasando en el plano creativo también pueda reflejarse. Al final creemos que aún hay mucho que trabajar en relación con lo que están haciendo los jóvenes en el arte».

—Desde Déjame entrar hasta Presagios, ustedes mantienen una coherencia en la propuesta. ¿El próximo disco será fiel a sus antecesores o piensan en nuevos enfoques?

Yoel Martínez: «Trae nuevas propuestas, sin divorciarnos de lo que hasta ahora hemos mostrado. Desde un principio, cuando comenzamos con una guitarra en mano, quisimos cantar y experimentar, sin perder de vista que la esencia de Buena Fe es apostar por la poesía, decir textos que permitan comunicarnos con nuestro público, y a la par, tratar temáticas que a nosotros mismos nos inquietan, aunque haya quien piense que no».

Israel Rojas: «Así que este disco que viene —que ahora está en proceso de cocción pero en noviembre comenzará a grabarse—, y el de más arriba, también contendrán esas esencias. Aunque por ahora pretendemos develar a mucha gente Presagios, que todavía tiene muchas cosas que decir».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.