Con el pincel de los orígenes

El artista de la plástica José Perdomo García nutre su obra con parajes decorados con tabaco y leyendas de inmigrantes canarios

Autor:

Miguel Ángel Valdés Lizano

SANCTI SPÍRITUS.— Zaza del Medio es un pueblo de postalitas en la región villaclareña. El artista de la plástica José Perdomo García nutre su obra con estos parajes decorados con tabaco y leyendas de inmigrantes canarios. Después de cursar estudios como técnico de nivel medio en Locomotoras Diésel agarró el verdadero sendero de la vocación, hasta convertirse en uno de los egresados más integrales de 1989, en el Instituto Superior de Arte (ISA).

Desde el recogimiento pueblerino luce su estilo bañado por el hiperrealismo. En sus creaciones la descontextualización de motivos pictóricos ofrece al espectador la frescura de una aparente ingenuidad, como pretexto para la construcción de sentidos. Cuenta en su trayectoria con relevantes muestras personales y colectivas, entre las cuales sobresalen exposiciones colaterales en diferentes ediciones de la Bienal Internacional Wifredo Lam.

Participó además en salones de premiados en el Museo Nacional de Bellas Artes y en una de las sesiones de Subasta Habana on line.

Durante la celebración por su 50 cumpleaños, Perdomo manifestó el sosiego de su vida actual, distante de toda farándula nobiliaria y culturosos de enlatado; sin duda, un ser poco común en estos lares.

—¿Por qué se aferra al paisaje como género?

—Hacía paisajes cuando en Cuba existían prejuicios hacia ese género. Pintaba un poco para molestar y demostrar que se podía salir del estereotipo. Ahora se está comprendiendo, gracias al posmodernismo, que toda clase de arte es válido porque ya no hay obras ingenuas, ya no hay guajiros ingenuos.

—¿Cuánto sobrevive en usted aquel Perdomo de los 80?

—En los años 80 en el país surgió una particular situación con respecto a la reformulación de los conceptos en materia cultural en nuestra nación. Me aportó mucho poder interactuar directa o indirectamente con muchos talentos. Logré apreciar la evolución de diversas inquietudes.

«Desde el ISA me propuse regresar a Zaza del Medio. La gente me tildaba de loco. He optado por un recogimiento. No me interesa ya enfrentarme a los molinos de viento. Me dedico completamente a mis paisajes».

—Varias obras suyas engalanan instituciones espirituanas, ¿cómo valora el contacto con su público?

—Quisiera que existieran más espacios para compartir las creaciones, que mi gente pudiera consumir mis pinturas porque en fin de cuentas este es el país que me formó. Existe una necesidad de aplicar nuevos mecanismos para comercializar el arte contemporáneo, problemática sobre la cual ya nuestra nación toma conciencia.

—¿Cuándo regalará nuevos murales a Sancti Spíritus?

—Me gustaría regalarle nuevos murales a la ciudad, que en determinado momento llegó a considerarse la capital en Cuba de esta forma de expresión. Sin embargo, una pieza de esa clase requiere de numerosos recursos, de un enorme apoyo gubernamental. Además, no tiene lógica asumir nuevas obras, si muchas de las existentes se destruyen. Decía un profesor del ISA que el talento de las personas también es patrimonio, es como una mina de oro o petróleo. Con frecuencia las circunstancias desalientan.

—¿Cuánto le enorgullece su hermano Wilfredo Perdomo como creador?

—Yo me vinculé a la labor pedagógica con un grupo de jóvenes entre ellos mi propio hermano Wilfredo, el cual es hoy una estrella, con presencia en galerías internacionales. Él tuvo todo para hacerse artista. Desde que nació me encontró a mí, que me he encargado de conducirlo, desde los primeros pasos en la Casa de la Cultura. Ha tenido la posibilidad de exponer en París, en España… Tiene un catálogo inmenso. Mi hermano no pinta como yo, pero también le sale el guajiro y la riqueza que me esmeré en transmitirle.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.