Inscrita catedral de León de Nicaragua como Patrimonio Mundial

La catedral nicaragüense edificada con bocetos del arquitecto guatemalteco Diego José de Porres es la más antigua de Centroamérica, construida entre 1747 y principios del siglo XIX, después de su similar en Guatemala

Autor:

Juventud Rebelde

París, 28 de junio.— La catedral de León en Nicaragua, un lugar excepcional donde reposan los restos del poeta Rubén Darío, conocido como el príncipe de las lenguas castellanas, fue incluida este martes por la Unesco en la Lista del Patrimonio Mundial.

Esta inscripción constituye un privilegio ya que el sitio es un símbolo indiscutible de identidad, historia y cohesión nacional, declaró a Prensa Latina la delegada adjunta del país centroamericano ante la Organización, Gloria Antonia Henríquez.

La diplomática resaltó los valores de la joya arquitectónica, la más antigua de Centroamérica, construida entre 1747 y principios del siglo XIX, después de su similar en Guatemala.

Instituciones de Cultura, de Turismo, la Universidad Nacional, la Alcaldía y la Diócesis de León y otros organismos llevábamos cinco años trabajando en conjunto por lograr la inclusión en la Lista, una evidencia más de la prioridad dada por el gobierno al sector, agregó Henriquez.

La catedral nicaragüense edificada con bocetos del arquitecto guatemalteco Diego José de Porres, muestra la transición del diseño barroco al neoclásico con un estilo considerado ecléctico, explicó la Unesco.

El sitio se destaca por la sobriedad de su decoración interior, la abundancia de luz natural y la bóveda del santuario que presenta una ornamentación muy rica.

En su interior alberga obras de arte importantes, incluido un altar flamenco y pinturas de las 14 estaciones del Via Crucis, obra del artista nicaragüense Antonio Sarria a finales del siglo XIX y principios del XX.

Por otra parte, la UNESCO inscribió también este martes en la Lista de Patrimonio la residencia de los metropolitanos de Bucovina y Dalmacia (Ucrania), los Conjuntos de Petroglifos del Altái mongol y el paisaje cultural mediterráneo agropastoral de Causses y Cévennes (Francia).

Este último, situado en el sur del país se caracteriza por valles profundos representativos de la relación entre los sistemas agropastorales y su medio ambiente biofísico, en particular a través de cañadas.

Dentro del sitio, se encuentra el Mont Lozÿre, uno de los últimos lugares donde todavía se practica la transhumancia estival, desplazamiento anual de los rebaños desde las zonas altas para pastos de verano a las zonas bajas, donde pasan el invierno.

Los conjuntos de Mongolia comprenden tres zonas donde hallaron numerosos petroglifos (diseños simbólicos grabados en rocas) y monumentos funerarios, que constituyen un exponente de la evolución de su cultura a lo largo de 12 milenios.

Por último, la Unesco citó la Residencia de los metropolitanos de Bucovina y Dalmacia (Ucrania), representación de una magistral sinergia de estilos erigida por el arquitecto checo Josef Hlavka de 1864 a 1882.

El complejo expresa las influencias constructivas del período bizantino y encarna la poderosa presencia de la iglesia ortodoxa durante el dominio de los Habsburgo, reflejo de la política de tolerancia religiosa del imperio austro-húngaro, agregó la Unesco.

Esta tarde el Comité del Patrimonio Mundial culminó el examen de las 35 candidaturas con la inscripción final de 25 sitios: tres naturales, 21 culturales y uno mixto.

Asimismo, anunció que la Reserva de biosfera de Río Plátano (Honduras) y los bosques tropicales lluviosos de Sumatra (Indonesia) pasaron a la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro mientras el Santuario de fauna salvaje de Manas (India) fue retirado de la misma.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.