Ovacionada Alicia Alonso en Madruga

La prima ballerina assoluta visita por segunda vez este municipio de la provincia de Mayabeque, entre otros motivos, para dejar inaugurada en la Galería de arte municipal la exposición fotográfica colectiva Carmen

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

«¡Bravo!». La exclamación se escuchó alto y claro, e inmediatamente después, inició la ovación del pueblo de Madruga, en el cine Patria, luego de apreciar este jueves fragmentos de la magistral interpretación de Carmen que hiciera la prima ballerina assoluta, recogida en el audiovisual Alicia Alonso, órbita de una leyenda.

Esta es la segunda vez que la Alonso visita el municipio de la provincia de Mayabeque que la nombrara en el 2013 Hija Ilustre. Ahora regresó nuevamente a esa tierra, entre otros motivos, para dejar inaugurada en la Galería de arte municipal la exposición fotográfica colectiva Carmen.

Lo anterior, y la donación a la Biblioteca Catalina Rodríguez de Morales, al Museo municipal y a la mencionada galería de una serie de billetes de colección alusivos al Ballet Nacional de Cuba, emitidos por la Casa Acuñadora de la Moneda Cubana como homenaje al aniversario 50 de la compañía, constituyeron el colofón de la actividad, que tuvo como centro la entrega a la primera de estas instituciones del más reciente título firmado por Pedro Simón, director del Museo Nacional de la Danza.

Se trata de El ballet, una devoción (enfoques y precisiones), que ya está a disposición de los lectores de Madruga, aunque no ha sido presentado oficialmente en Cuba; una primicia de la que también fueron testigos las autoridades del territorio, encabezadas por Odalis Morales Franco, primera secretaria del Partido allí.

Realizado por los sellos españoles Ediciones Cumbres y Cuadernos Tersícore, reúne ensayos, crónicas, entrevistas, artículos (algunos vieron la luz en Juventud Rebelde) y otros acercamientos al mundo de la danza escénica.

«La publicación de este libro busca acercar el espectáculo del ballet a cualquier espectador, sus diferentes estilos, figuras cimeras...; persigue defender este arte ante quienes se expresan sobre él de manera hostil. Por tanto también tiene un sentido didáctico y pedagógico», explicó el también director de la revista Cuba en el Ballet.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.