Reír después de los 80 - Cultura

Reír después de los 80

La Fundación Alejo Carpentier acoge cada mes el espacio Los ochenta que zumbaron, dedicado a analizar el humor hecho en Cuba en la década de los 80 del pasado siglo

Autor:

JAPE

Los años 80 fueron un decenio pródigo para la cultura cubana en todas sus expresiones. El humor, particularmente, tuvo un feliz desarrollo en las artes escénicas con el grupo La seña del humor, de Matanzas, encabezado por José, «Pepe», Pelayo y el Conjunto Nacional de Espectáculos, con Virulo. También en la literatura, con el maestro Héctor Zumbado y el grupo Nos y otros, entre otros.

Luego se sumaron múltiples agrupaciones, que convergieron en un bien llamado Movimiento de Jóvenes Humoristas, que posteriormente (para ser más exactos, el 3 de octubre de 1994) posibilitó la creación oficial del Centro Promotor del Humor. O sea, que en este mes se cumplieron los primeros 20 años de esa institución.

No me detendré a hacer la historia de «cómo fue», porque aunque sé decirte cómo fue, ya de eso se ha hablado mucho durante este año, y seguro se hablará más en los meses que restan.

La inigualable actriz María de los Ángeles Santana y su colega de muchos años el actor Armando Soler, "Cholito", recibieron el premio en 2005. Foto: JAPE.

Sí quiero detenerme en un evento que ha tenido lugar en la Fundación Alejo Carpentier, gracias al espíritu creador, de intercambio e investigación de la Doctora Graziella Pogolotti y a la colaboración de nuestra colega y amiga, la escritora Laidi Fernández de Juan. Me refiero al ciclo de conferencias que cada martes, a las cuatro de la tarde, bajo el sugerente título Los ochenta que zumbaron, tiene lugar en la casona de La Habana Vieja.

Los encuentros tienen por objetivo fundamental analizar el humor que en la octava década del pasado siglo (qué lejos suena, y parece que fue ayer) dio un giro esencial a la forma de ver y de reírse del cubano. Es cierto que nunca nos han faltado motivos para sonreír, pero a la sazón el Movimiento sirvió para fundar el único centro institucional en el mundo que, en distinguido gremio, reúne lo mejor del humor nacional.

Ya hemos disfrutado de cinco encuentros. En el primero, Omar Franco nos habló del grupo Los hepáticos e hizo una introducción a lo que significó para ellos la obra de Zumbado. Osvaldo Doimeadiós se refirió al elenco de Salamanca y otros sucesos. Antonio Berazaín realizó un espléndido acercamiento a la obra de Zumbado desde su magnífica selección de textos de este autor, en el volumen Un zoom a Zumbado. Ya en el cuarto encuentro, Eduardo del Llano, Jorge Fernández Era y el redactor de estas líneas se refirieron a la obra, experiencias e interioridades de Nos y otros, mientras que Telo, Baudilio y Fundora comentaron de La Leña del Humor, de Villa Clara, la pasada semana. De este modo quedó lista la «escena» para encontrarnos el próximo martes con Luis Enrique Amador Quiñones (en otras palabras, Kike Quiñones) y conversar de todo el humor posible, desde sus vivencias como humorista y tercer ocupante del trono de la dinastía de la risa cubana (en otras palabras, tercer director del Centro Promotor del Humor).

Sin pasar por alto

Aunque dije que no me adentraría en los detalles de la celebración por el  aniversario 20 del Centro Promotor del Humor y su Festival Aquelarre, no quiero pasar por alto la oportunidad de resaltar uno de los logros fundamentales que en esta «venturia» han tenido la institución y sus afiliados, con el apoyo del Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas. Se trata de la entrega del Premio Nacional del Humor, desde el 2000, a quienes han sido baluartes indispensables en la construcción de la difícil obra que significa ver la realidad, cuestionarla y sentar bases para su mejoramiento, desde el humor. Al decir de muchos estudiosos, uno de los más peliagudos lenguajes de la expresión artística.

Faustino Oramas, el eterno Guayabero, gran amigo de Marieta, laureado en 2002. Foto: JAPE.

Numerosos e inmensos han sido los creadores destacados con este lauro, que estrenó Héctor Zumbado, hasta el de este año, que el próximo mes se entregará a Alejandro García, «Virulo». No haré una lista por temor a que desde mi maltratada memoria olvide a alguno de estos premiados. El pueblo los conoce y los sigue admirando. Con estas fotos quiero recordar a todos y felicito nuevamente a quienes idearon este homenaje, porque como dijera el Apóstol: «Honrar, honra».

Nuestro gran caricaturista del dedeté, Manuel Hernández, y  el inmenso Carlos Ruiz de la Tejera consiguieron el premio, a dúo, en 2006. Foto: JAPE.

La gala por el XX aniversario del Centro Promotor del Humor y la entrega del Premio Nacional de Humor 2014 se realizarán el día 13 de noviembre en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba. El elenco estará integrado por el Coro Nacional de Cuba, bajo la dirección de la maestra Digna Guerra; la orquesta del ICRT, dirigida por Rey Montesinos; el Conjunto Lírico de Holguín; los grupos Pagola la Paga, Etcétera y La Oveja Negra; y los solistas Omar Franco; Carlos Gonzalvo, «Mentepollo»; Kike Quiñones y Miguel Moreno, «la Llave».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.