¡Menos mal que se pone nervioso! - Cultura

¡Menos mal que se pone nervioso!

Premiado Rodrigo García Amaneiro en el Stanford Jazz Workshop 2016

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Menos mal que Rodrigo García Amaneiro se pone supernervioso cuando participa en un concurso, porque de lo contrario JR no podría predecir qué sucedería. Ahora mismo el joven de tercer año de piano  del  Conservatorio Amadeo Roldán constituye noticia porque acaba de ganar el premio a la Mejor composición del Stanford Jazz Workshop 2016.

En un certamen donde participaron cerca de 200 alumnos de varios países del mundo, el sobresaliente pupilo de Aldo López-Gavilán volvió a repetir el éxito que ya lo acompañó en tierra estadounidense en enero, cuando conquistó el primer lugar del Vivo International Music Competition.

Una vez más Cneart y la Fundación The Horns Project/ Horns to Havana, que dirige Susan Sillins, hicieron posible la presencia de García Ameneiro en el campamento de jazz que organiza la Universidad de Stanford, en California, donde pudo mostrar las partituras firmadas por él, entre las que se hallaba la obra vencedora, la cual fue estrenada en la noche de este viernes en la gala de clausura del evento.

Creador también de piezas para audiovisuales, deseoso de «expresar en música lo que se da en imagen», Rodrigo reconoce sentirse «muy satisfecho cuando compruebo que el público recibe con agrado esas composiciones que nacen de distintas motivaciones.

«El estímulo inicial lo encontré en una clase de Apreciación musical mientras estudiaba en la Escuela Elemental de Música Manuel Saumell. Lo que me salió no cambiaba el mundo pero me ayudó a vivir la música de un modo distinto. Era interesante aquello de poderles decir a mis socios: tú tocas esto, y tú aquello... Sin dudas se trata de una faceta que me ha abierto más la mente», le dijo a este diario por vía de correo electrónico.

—¿Con qué te sientes más a gusto entre todas las cosas que haces: concertista, pianista acompañante, jazzista, productor, compositor...?

—Con todas, de lo contrario no las hiciera. He tenido la suerte de recibir muchas influencias musicales dentro de mi misma familia, por ejemplo. Mi papá es más rockero, mi madre se inclina por la trova, la canción; Aldito es más de jazz, mientras mi tía es más clásica... Ello explica que me mueva a gusto teniendo diferentes experiencias creativas.

—Es innegable que te atraen los concursos...

—Indiscutiblemente prepararse para un concurso es superarse. Vale la pena ya solo con estudiar más de lo normal para hacer el mejor papel posible; que más allá del premio, el público y quienes te están evaluando comprueben que lo tuyo va muy en serio, que tienes tu propia manera de hacer las cosas... Por eso los acepto con agrado, porque sé que cada concurso es un escalón que venzo, a pesar de que realmente me estresan de lo lindo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.