Me gusta llegar a la gente

Jorge Labañino Legrá acaba de obtener el Premio José Manuel Poveda (poesía), que otorga la Editorial Oriente

Autor:

Yunier Riquenes

Para celebrar su nuevo aniversario, la santiaguera Editorial Oriente entrega su premio siempre a finales de mayo. Por lo general, el mismo día de su fundación, el 28, o bien cerca de la fecha. Este año convocó el género de poesía, asociado al Premio José Manuel Poveda.

En cuanto supe la noticia escribí un SMS al ganador para sostener una conversación vía telefónica. Casi media hora estuvimos conversando. Él en una pública en su pueblo de Baire, y yo en la sede de Claustrofobias, en el centro de Santiago de Cuba. Eran casi las seis de la tarde.

Según acta del jurado, el poeta Jorge Labañino Legrá (Baracoa, 1970), residente en Baire, Contramaestre, recibió el reconocimiento, por decisión del jurado que integraron Reynaldo García Blanco, Marino Wilson Jay y León Estrada, quienes encontraron que en Un cadáver ideal se incorpora la intertextualidad a una sumatoria de experiencias de lo cotidiano, en un discurso que evalúa y nombra los avatares de la modernidad, conseguido a través de un adecuado manejo de los recursos poéticos.

Lo logró Jorge Labañino Legrá, a quien le dicen «el Puro». Licenciado en Educación Musical, actualmente es librero en la librería Tania la Guerrillera. Cuando se habla de promoción de la literatura y de la poesía en este territorio, hay que mencionarlo, hay que llamarlo. Tiene publicados los poemarios Oración del que traicionan (2003) y Rumor de higuera (2005), ambos bajo el sello Ediciones Santiago.

Un cadáver…, me contó, es un libro que estuvo gestándose durante 11 años, «que es el tiempo que he estado sin publicar. He tratado de hacer valer en mi poética lo que siempre se ha dicho de la poesía, que sirve para entender el mundo que le rodea a uno, pero desde una perspectiva novedosa».

¿Cómo está estructurado, qué motivaciones podemos encontrar?, le pregunté. Y escuché decir al otro lado del auricular, y tecleé en la computadora: «La esencia del libro aborda la temática de cómo la sociedad se va descomponiendo a partir de sus estereotipos, muchas veces a partir del pensamiento, obsesiones que la sociedad pone a fluir en medio de ella. Está estructurando por fragmentos de cartas que supuestamente me envía mi padre, son fragmentos que abren temáticas y empiezo a abordarlas en el libro según los consejos que brinda mi padre y las posturas que debo adoptar ante el mundo».

Eres un lector apasionado del ensayo, del pensamiento…, le corto la palabra, y me contesta dándome tiempo a teclear: «Una particularidad en Un cadáver… es que generalmente los poetas citan a un poeta que prefieren. En este libro hay muestra de grandes pensadores universales, clásicos y contemporáneos, pero se pueden descubrir mayormente las influencias de Lezama Lima, César Vallejo, Martí y Boti».

Y claro, no puedo dejar de saber cómo «el Puro» ha recibido el premio. ¿Qué crees que te puede aportar?, lo provoco. «El premio…», se corta, hay silencio. Pasan los carros. «El premio me da la posibilidad, me dice, de publicar en una de las editoriales más prestigiosas del país y en la colección Heredia que, por cierto, es uno de los poetas que trabajo actualmente en mis ensayos».

Recuerdo que conversamos mucho más por teléfono, de todo un poco, de cosas que revelaré en otra conversación. Casi al final me reiteró que en Baire se desarrollará el Festival del libro y lo andaba organizando. «Tú me conoces, me gusta llegar a la gente. Siempre que puedo agarro una caja de libros y sugiero leer alguno, o un conjunto de poemas. Que la gente entre en contacto con un libro y la poesía. La poesía está llena de valores y le sirve a la gente. La poesía es la única forma de entender el mundo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.