La cultura tiene la palabra - Cultura

La cultura tiene la palabra

El 2018 será un año de grandes momentos en todas las manifestaciones artísticas que el público no debe perderse. Les ofrecemos algunas pistas de lo mucho y bueno que acontecerá

Autores:

José Luis Estrada Betancourt
Aracelys Bedevia
Alejandro A. Madorrán Durán
Luis Autié Cantón

Hoy se va el 2017 y un nuevo año está a punto de comenzar con una amplia gama de opciones en el ámbito cultural. Música, cine, plástica, literatura, novedades televisivas, teatro, circo y danza… llegarán a casi todos los escenarios y plazas del país para hacer del 2018 un año lleno de emociones y momentos especiales.

Las propuestas que hoy anunciamos no logran abarcar todo cuanto se podrá disfrutar. Sin embargo, intentamos reflejar algunas de las atracciones más importantes que se han preparado, para acercar al público cubano a una oferta cultural en la que priman la calidad y el buen gusto.

Uno de los eventos culturales que despertará más emociones entre los que habitamos esta Isla será el Festival Artes de Cuba, que se celebrará del 8 al 20 de mayo en el Centro John F. Kennedy, en Estados Unidos.

El objetivo de esos encuentros, que se realizarán en la capital estadounidense, será el de presentar un programa integral que sirva como vitrina para exponer las artes y la cultura cubana, usando como vehículo las expresiones tradicionales y contemporáneas de la música, la danza, el teatro, el cine, las artes visuales, el diseño, la moda y la gastronomía.

Entre los artistas nuestros invitados está Omara Portuondo, voz emblemática de la canción cubana, quien se encargará de correr las cortinas del evento. Además, en los escenarios del Centro John F. Kennedy actuarán músicos de la talla de Pablo Milanés, Los Van Van, Haydee Milanés, la familia López-Nussa, Rolando Luna, Aldo López Gavilán, la Orquesta Miguel Failde, Yissi y Bandancha, Ulises Hernández y la Orquesta del Lyceum de La Habana, entre otros.

También despierta muchas expectativas la actuación del Ballet Nacional de Cuba (BNC), dirigido por la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, que conmemorará el 40mo. aniversario de la primera gran gira de la compañía por Estados Unidos, la cual comenzó en el Centro Kennedy. Al BNC lo acompañarán las compañías de danza Malpaso e Irene Rodríguez, ambas de reconocido prestigio.

El arte de las tablas tampoco se quedará atrás. Así, reconocidos conjuntos como El Público y Argos Teatro preparan nuevas y seductoras propuestas, mientras que artistas y diseñadores, entre los que se encuentran Manuel Mendive, Roberto Fabelo y Roberto Diago, ofrecerán una visión diversa de las artes plásticas cubanas.

Asimismo, se realizará una retrospectiva en homenaje a los 40 años del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano con una exhibición de seis reconocidos filmes, que abarcarán desde 1968 hasta 2013.

Mucho antes de que lleguen esas jornadas en el Centro Kennedy, en escenarios cubanos el 2018 lo abrirá el Ballet Nacional de Cuba, cuando el 1ro. de enero, a las 5:00 p.m., comience la gala en saludo al aniversario del triunfo de la Revolución en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, momento en el que también se dará a conocer el Premio del Gran Teatro y las menciones en el Libro de Honor de la prestigiosa institución.

La pieza elegida para celebrar la significativa velada es Don Quijote, con coreografía de Alicia Alonso (dirección artística-coreográfica), Marta García y María Elena Llorente. La propuesta también celebrará los 200 años del natalicio de Marius Petipá, creador de ese ballet, y el  aniversario 30 del estreno de la versión cubana, según informó el departamento de prensa del BNC.

El libreto y el diseño de la obra estuvieron a cargo de Salvador Fernández, mientras que en los roles protagónicos de esa función se hallarán Anette Delgado como Kitri, Yoel Carreño como Basilio, Ariel Martínez como Espada, el torero; y Ginett Moncho como Mercedes, junto a solistas y el cuerpo de baile de la       compañía.

Los amantes del ballet podrán disfrutar de Don Quijote durante todo el mes de enero en una larga programación, y a continuación, durante febrero y marzo, en el mismo escenario vibrarán los compases de la reconocida Giselle, como merecido homenaje a los 70 años de la fundación del BNC y el debut escénico de Alicia Alonso, precisamente con esa importante obra inspirada en una leyenda popular germánica.

La cita, idónea para que el público pueda disfrutar de las actuaciones de prestigiosas figuras de la danza mundial, y al tiempo reconocer a los mejores exponentes de ese arte en todo el país, será desde el domingo 28 de octubre hasta el 6 de noviembre, cuando se desarrolle el 26to. Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Encantados por la danza

Lizt Alfonso, quien otra vez hará justicia en la segunda temporada de Bailando en Cuba aseguró a Juventud Rebelde que no dejará pasar los próximos 12 meses sin presentar a su público un estreno mundial que convoque a tantos como lo hizo Latido. El 2018, en que se cumplirán dos décadas de la primera actuación internacional de Lizt Alfonso Dance Cuba, que la llevó a conquistar varias ciudades españolas, será un año en el cual la compañía tendrá por delante nuevos destinos por descubrir.    

Temporada Mitos, así se nombra el espectáculo con el que Acosta Danza empezará a desandar los días que vienen. Será la sala Avellaneda del Teatro Nacional la que lo recibirá del 9 al 11 de febrero. Para entonces se anuncian cuatro piezas nunca antes vistas en la Isla: El salto de Nijinski e Impronta, ambas de María Rovira; Mermaid, de Sidi Larbi Cherkaoui; y Rooster, de Christopher Bruce. Su director, el primer bailarín mundial Carlos Acosta, intervendrá en los últimos dos. Dentro de la cartelera se incluirá también Imponderable, de Goyo Montero, a partir de la música de Silvio. Luego la compañía emprenderá una gira por las provincias orientales, mientras que en abril le llegará el turno a otra temporada con no pocos estrenos.

Y ahora que mencionamos a ese grande nombrado Nijinski, al que el universo  recordará con fuerza por el advenimiento del aniversario 105 de La consagración de la primavera, resulta perfecto informar que Danza Espiral será noticia cuando suba a escena la versión de Lilian Padrón alrededor del mes de marzo, aunque a decir verdad la ilustre matancera ya venía trabajando en su idea desde el 2017, año en que su colectivo arribó a 30 años de creativa existencia. 

El punto de partida para la Padrón, quien ya anda a un 98 por ciento del montaje, fue el rencuentro con el clásico de Alejo Carpentier, que como sabemos, se inspiró en la obra monumental de Nijinski. 

Alta dosis de emociones propondrá por su parte la compañía Danza Contemporánea de Cuba, la cual presentará tres estrenos mundiales de coreógrafos cubanos y franceses. Igualmente esperamos el regreso a los escenarios de la Isla del cubano Miguel Altunaga, bailarín del conjunto inglés Rambert y nominado en tres ocasiones al Premio Nacional de Danza del Reino Unido.

Con menos de una década de creada, la compañía de danza española Irene Rodríguez ha logrado conquistar al público con sus presentaciones, desempeño que fue reconocido recientemente por la Escuela de Flamenco de Andalucía, al declarar como su sede en Cuba a la institución de la reconocida maestra. En 2018 esperan efectuar numerosas presentaciones en los teatros Martí, Mella y en el Gran Teatro Alicia Alonso.

Pegados a la pantalla

A finales de enero regresará a Cubavisión el gustado show televisivo Bailando en Cuba, cuyo director Manuel Ortega (Sonando en Cuba) asegura haber calibrado algunas piezas del espectáculo para que esta segunda temporada continúe sorprendiendo a los espectadores con la emociones de la competencia, la cual tiene como máxima defender los ritmos cubanos.

Entre las novedades más significativas para las venideras emisiones destaca la inclusión de más escenarios urbanos, y de parejas de bailadores, sin importar si son profesionales o aficionadas.    

Ortega anunció, además, que la nueva edición, que ha sido producida también con la complicidad de RTV Comercial, mantendrá el mismo jurado, aunque variarán algunos de los conductores y  coreógrafos, y serán un total de 12 los programas, a diferencia de los diez emitidos en la pasada entrega.

Cuando en la Televisión Cubana la gustada telenovela En tiempos de amar haya arribado a su término, llegará En fin el mar, cuyos 71 capítulos nos adentrarán en el mundo de un grupo de pescadores. Escrita por Eurídice Charadán y Osvaldo Huerta, y dirigida por Carmelo E. Rubio, entre sus protagonistas se hallan Javier, un joven iniciado en el mundo de las embarcaciones pesqueras, y Marina, quien acaba de separarse de su esposo Omar por estar implicado en el traslado de drogas.

Después de En fin el mar, prevé tener lista Más allá del límite, de la autoría de Yoel Monzón Monzón y bajo la dirección de Miguel Brito Villegas, la cual, en sus 86 emisiones, abordará temas sensibles como la emigración, la pérdida de valores en la familia y en el sistema educativo, así como la orientación vocacional, la marginalidad y las formas de discriminación que aún subsisten en la sociedad, adelantó Roger Rodríguez González, director de producción de la casa productora de telenovelas.

Lucas desenfunda la espada en enero

El 14 de enero se conocerán los realizadores y temas musicales galardonados en la vigésima edición de los Premios Lucas, cuya campaña promocional ha sido guiada por el lema Entre la espada y el dragón.

Entre los directores con mayor número de nominaciones destaca Joseph Ross, quien, con más de una veintena de candidaturas, continúa entre los más talentosos videastas del patio. Esta vez clasificó con tres audiovisuales que competirán como Mejor video del año: Afromambo, que tiene como intérprete a Roberto Fonseca; Todavía, a Francisco Céspedes, y ADN, a Alain Pérez.

Ese disputado apartado lo completan: Si no vuelves (Gente de Zona), dirigido por Daniel Durán; Pata de conejo (D’Corazón), de Omar Leyva; Deathless (Ibeyi), de Ed Morris, y Ángel (Waldo Mendoza), de Asiel Babastro.

Babastro y Leyva también concursan por el Video más popular. El primero con Háblale claro (Diván) y el segundo con Gallo de pelea (Moncada, Casabe y Buena Fe), Lo prometido es deuda (Yoyo Ibarra) y La sorpresa (Alexander Abreu y Havana D’Primera).

Estos cuatro clips tendrán como contrincantes a Súbeme la radio (Enrique Iglesias, Descemer Bueno, Zion y Lenox), de Alejandro Pérez; Toda una vida (Leonis Torres), de Yeandro Tamayo; Príncipe azul (Diván y El Chacal), de Charles Cabrera; Turn up the radio (Sweet Lissy Project), de Bandera Studios, Slp y Remachestudios; La sirenita (Charanga Latina), de Yandy González, y Si no vuelves (Gente de Zona), de Daniel Durán. 

Del televisor al celuloide

A su aniversario 40 arribará el más prestigioso certamen cinematográfico de la Isla, el Festival Internacional del      Nuevo Cine Latinoamericano (FINCL) en La Habana, el cual como anunció su presidente Iván Giroud, traerá significativas novedades en esta nueva edición que estará dedicada a los 90 años del natalicio del excepcional director cubano Tomas Gutiérrez Alea «Titón».

Con la misma aspiración de defender un cine nacional y de multiplicarlo en las obras de los jóvenes realizadores tendrá lugar, en el primer semestre del año, la 17ma. Muestra Joven del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), la cual continuará convocando a los noveles cineastas a competir con sus audiovisuales y a participar en los efervescentes encuentros teóricos que propone la cita. Los mismos ánimos convocan a efectuar en Camagüey el concurso El Almacén de la Imagen, organizado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y que tiene entre sus objetivos el de implicar a la comunidad con las reflexiones que trazan los realizadores llegados de todas partes del país.

En la programación de las salas de cine destacan los estrenos nacionales de los filmes cubanos Sergio & Seguéi, de Ernesto Daranas, y Los buenos demonios, de Gerardo Chijona, los cuales pudieron ser disfrutados por los espectadores de la capital mientras competían por los deseados corales en el recientemente finalizado FINCL.

Sergio & Seguéi narra la historia de un radioaficionado cubano (Tomás Cao) que logra establecer contacto con un astronauta soviético (Héctor Noas) varado en la estación espacial Mir durante el  derrumbe de la Unión Soviética y el       comienzo del periodo especial en Cuba. La cinta obtuvo el anhelado premio del público del Festival.

Mientras, Los buenos demonios, cuya idea original fue concebida por el maestro Daniel Díaz Torres y el guionista Alejandro Hernández, cuenta la historia de Tito, un joven taxista que aparenta ser un muchacho correcto y educado, pero que esconde una visión pragmática de la vida que lo lleva a cometer terribles crímenes. 

La hoja de la Caleta, de Mirta González y Jorge Campaneria, fue otro de los largometrajes cubanos proyectados en el FINCL, y que se presentará en diferentes lugares de la geografía cubana a partir del 10 de enero cuando sea exhibido en el capitalino cine Chaplin. La cinta fue filmada en Santa Cruz del Sur, Camagüey, y relata la historia de una madre decidida a recuperar a su hijo.

También se espera que en este año tenga lugar el estreno de Club de jazz, el segundo largometraje del director Esteban Insausti (Larga distancia), quien se aproxima a ese género musical desde tres historias ubicadas en momentos distintos, cuyo hilo de enlace será el sentimiento de la envidia.

Aún en producción se encuentran varias películas cubanas, de las cuales tres han sido motivadas por momentos y figuras de nuestra historia. Es el caso de Insumisa, la nueva cinta del reconocido director y premio nacional de Cine, Fernando Pérez, quien de seguro volverá a conmocionar al gran público con este drama de época que narra la vida de Enriqueta Faber, suiza emigrada a Cuba a inicios del siglo XIX, quien decidió llevar una vida como hombre para poder estudiar Medicina.

La idea original de Insumisa partió de la joven Laura Cazador, quien además codirige junto al autor de clásicos como Clandestinos o la Vida es silbar. Sobre esa conjunción artística Fernando refirió: «Muchos han sido los aportes de Laura, pero sobre todo su mirada femenina ha sido fundamental para contar esta historia que nos habla acerca de dos mujeres, cuya valentía inspira».

Alejandro Gil también se halla entre esos directores que batallan por mantener vivo nuestro pasado como nación. El terrible asesinato de los ocho estudiantes de Medicina cometido por las autoridades coloniales españolas en el siglo XIX constituyó la motivación para Inocencia, la cual, además, nos revela la valiente actitud de Fermín Valdés Domínguez, quien procura  encontrar los cuerpos de sus compañeros y así denunciar el horrendo crimen.

Con guion de Amílcar Salatti y fotografía del experimentado Ángel Alderete, Inocencia es asumida íntegramente por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, y entre sus propósitos está el de continuar acercando a los jóvenes a importantes sucesos de nuestra historia que no pueden ser olvidados.

De El mayor, el filme que se rodará en las extensas llanuras camagüeyanas, ha dicho su director, Rigoberto López, será «una película grande, compleja, lo que se llama una superproducción».

Contar la intensa vida de Ignacio Agramonte, su legendario amor con Amalia Simoni y los conflictos que enfrentó este insigne patriota cubano, demandarán un alto nivel de recursos tecnológicos y organizativos para recrear vestuarios, armamentos y demás utilería pertenecientes al siglo XIX.

De lo mejor en la historia del arte cinematográfico continuará proponiendo la Cinemateca de Cuba, la cual exhibirá en el capitalino cine 23 y 12, desde el 3  hasta el 10 de enero, una muestra dedicada al 30 aniversario de la partida física del destacado director cubano Manuel Octavio Gómez.

En esa selección, que llevará por nombre Una actriz, un cineasta, una cámara…, se proyectarán clásicos como La primera carga al machete, Ustedes tienen la palabra, La tierra y el cielo; Una mujer, un hombre, una ciudad…; además de varios de los reconocidos Noticieros Icaic Latinoamericanos, según indicó Antonio Mazón Robau, programador de la Cinemateca.

Los 70 años del fallecimiento del descollante realizador ruso Serguéi M. Eisenstein también serán conmemorados con la programación de algunos de sus filmes, como El acorazado Potemkin, ¡Qué viva México!, Iván el terrible, entre otros, que ocuparán la cartelera de esta sala entre el 14 y el 24 de enero. 

Mientras, desde el 25 hasta el 31 de ese mes, podrá el público (re)descubrir la obra del portugués Manoel de Oliveira, a través de sus películas Palabra y utopía, La carta, Vuelvo a casa, El valle de Abraham y No hay función.

En el venidero año también tendrán lugar esperados espacios como el festival de cine francés, la semana de cine alemán, y la muestra de cine español, entre otros importantes encuentros que servirán para apreciar lo más reciente y laureado del celuloide internacional.

 

La cantante Omara Portuondo se encargará de correr las cortinas del Festival Artes de Cuba, que se celebrará del 8 al 20 de mayo en el Centro John F. Kennedy, en Estados Unidos.

 

El video clip ADN (Alain Pérez), realizado por Joseph Ros, es uno de los fuertes aspirantes a Mejor video del año en los Premios Lucas, que se darán a conocer el 14 de enero de 2018.

Héctor Noas es uno de los protagonistas de la película Sergio & Seguéi, de Ernesto Daranas, que tendrá su estreno nacional en el 2018.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.