Gallos dan primer picotazo

Autor:

Raúl Arce

Los gallos se fueron del Latino con las manos y la frente en alto. Foto: Franklin Reyes Los Gallos picaron en el Cerro, no se espantaron con la inusual ofensiva de largo alcance de sus anfitriones, y la serie Sancti Spíritus-Industriales va camino del Yayabo, con un empate a un triunfo para cada equipo.

Tres cuadrangulares de los azules resultaron insuficientes para imponerse por segunda noche consecutiva, y la tropa de Lourdes Gourriel aseguró el partido en la sexta entrada.

Deinys Suárez, que había colgado cinco ceros, con la ventaja de dos anotaciones que significó el disparo a las gradas de Yoandry Urgellés, se vio de pronto atrapado en un agujero negro. Había dos outs y un hombre a bordo, por pelotazo, cuando la nave azul hizo aguas.

Los hermanos Gourriel dieron hits consecutivos (Yulieski remolcó una carrera) y Eriel añadió otro sencillo (empate, 2-2). Cepeda se embasó por transferencia y, con la casa llena, Yero soltó un batazo corto al medio de los jardines: se convirtió en doble y vació las almohadillas.

Algunos supusieron que la presencia de Deinys se dilató demasiado en el montículo; es obvio que el alto mando azul le dio carta blanca en el asunto, antes de confiar en sus relevistas.

Frank Javier, primero; Odrisamer, después, acudieron a la pasarela, con altas calificaciones para el último de ellos.

COSS, AFILADO

Aunque soportó el tercer fogonazo de Industriales, a cargo de Carlos Tabares —el otro lo había firmado Alexander Mayeta— Ifreidi Coss desdibujó las ansias capitalinas, con un trabajo de tres innings.

El derecho espirituano, que trabajó poco en la clasificatoria (tres victorias y seis derrotas, con cuatro salvamentos y 3,93 de efectividad) se ha mostrado en franca recuperación. Garantizó, de paso, el triunfo del veterano Yovany Aragón.

Lourdes Gourriel, con algunos retoques a su defensa, garantizó esta vez un juego limpio de errores. Rey Vicente Anglada echó mano a su banco, pero el intento fue infructuoso ante Ifreidi.

El tercer partido, mañana, tendrá por sede al estadio José A. Huelga, donde, en opinión de algunos aficionados capitalinos, Industriales juega a sus anchas.

La encomienda de los Gallos, pues, será desmitificar el mangoneo de los forasteros de añil.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.