El futuro es de un béisbol más dinámico

Autor:

Raúl Arce

Harvey Schiller, presidente de la Asociación Internacional de Béisbol afirmó que se le pidió cooperación a Cuba para formar entrenadores en África, el Medio Oriente y parte de América del Sur

Harvey Schiller, el presidente de la Asociación Internacional de Béisbol (IBAF, siglas en inglés), es un hombre de buena memoria: no olvida que su anterior visita al estadio Latinoamericano, «este escenario de tan buen deporte» fue en 1991, en ocasión de los Juegos Panamericanos.

Agradecido «por el apoyo oficial que se le brinda en Cuba a la práctica atlética, y en especial al béisbol», el federativo refirió, en una conferencia de prensa en el parque del Cerro, haber estado inmerso, durante tres días en La Habana, en una serie de reuniones importantes.

«Los temas han ido, desde los preparativos para los Juegos Olímpicos de Beijing, este verano, hasta los esfuerzos conjuntos por desarrollar este deporte en el mundo», dijo.

«A organizar la Olimpiada de 2016 —en Londres 2012 no habrá pelota— aspiran las ciudades de Río de Janeiro, Madrid, Tokio y Chicago, y aunque algunas de ellas tienen un béisbol más poderoso que otras, trabajaremos con todas, para que la elegida organice un buen torneo de las bolas y los strikes».

Sobre los esfuerzos de las Federaciones Nacionales, Schiller expresó que «la totalidad están muy atentas acerca del daño de las sustancias prohibidas, para que el flagelo del doping no malogre los esfuerzos de reinserción en las Olimpiadas».

«IBAF, atenta a las reglas de la Asociación Mundial Antidopaje, ha incrementado el número de pruebas médicas, y hemos contratado a un funcionario para que trabaje a tiempo completo en esta tarea, en coordinación con los ejecutivos de las Grandes Ligas».

Según el visitante, «otro objetivo de IBAF es la expansión del deporte por todo el mundo, y le pedimos a Cuba su cooperación para formar entrenadores en África, el Medio Oriente y parte de América del Sur».

También se busca que sean los mejores peloteros los que asistan a los Juegos Olímpicos, y para ello «debatimos con el béisbol profesional de Japón, Corea del Sur y otros países, incluyendo los EE.UU., para que en 2016 actúen los mejores atletas».

Una batalla que debe librar IBAF concierne a la reducción del tiempo de juego, y para ello se instruye a los árbitros. «Le hemos propuesto a los ocho países que asistirán a Beijing un esfuerzo para abreviar los partidos de extrainnings; sugerimos que cada entrada adicional se inicie colocando hombres en primera y en segunda bases, y se decrete un out en la pizarra».

Schiller espera que así se gane algún tiempo, «y ustedes los periodistas podrán redactar sus reportes con menor apremio».

MLB se compromete

Estados Unidos ganó el más reciente campeonato mundial, y Schiller reveló que en vísperas de los Juegos Olímpicos de 2008, MLB (la organización de Grandes Ligas norteamericanas) se comprometió a ceder jugadores que no pertenezcan a las nóminas de 25 hombres en cada equipo.

«Exploramos varias ideas, de manera que en venideras ediciones de los JJ.OO. jueguen inclusive algunos de los 25», añadió Schiller.

Solo días después del adiós a Beijing, durante septiembre, las mujeres acudirán a Japón, sede de su Copa Mundial, con las ocho selecciones femeninas más representativas.

Sobre el II Clásico Mundial, en marzo de 2009, Schiller dijo que semejante fecha permite —como en la primera versión— que los 16 países participantes dispongan de sus jugadores estrellas, porque todavía no se habrán iniciado los torneos profesionales.

El II Clásico «se iniciará con pruebas antidoping, y están ratificadas, para organizar la primera ronda, las ciudades de Tokio (Japón), San Juan (Puerto Rico), México y Toronto (Canadá)».

Si el fútbol y otras disciplinas llevan a los deportistas más talentosos a sus campeonatos mundiales, el béisbol puede hacer otro tanto en ocasión del II Clásico, opinó Schiller.

La Copa 2010

La celebración de la Copa Mundial de 2010, en varias urbes europeas, será otra de las estrategias para rescatar el béisbol olímpico, y en ese sentido IBAF agradeció igualmente la decidida cooperación de Cuba.

Desde España hasta Rusia, ocho ciudades albergarán las primeras rondas de la Copa, y las finales tendrán por sede a Roma, Italia. El propio año marcará el lanzamiento de una temporada profesional en el Viejo Continente.

La suma de todos estos eventos permite a Schiller ver una luz de esperanza, porque «si yo no fuera optimista, no habría aceptado dirigir a la IBAF, una entidad que no es profesional, y que por ello debe ser muy cuidadosa de sus gastos».

Y expresó que «no bastan los esfuerzos de una sola persona, debemos sumarnos todos. El béisbol no es un deporte pequeño, tiene tradición, historia y es seguido por millones de personas, que pueden adentrarse en sus secretos desde muy pequeña edad».

En junio del próximo año, una sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) tendrá en cuenta las solicitudes de incorporación de siete deportes en el programa de 2016; IBAF tendrá entonces la oportunidad de presentar los méritos del béisbol.

«Finalmente, en octubre de 2009, Copenhague (Dinamarca) dará cabida a la reunión del Comité Ejecutivo del COI, y allí esperamos obtener el triunfo», concluyó Schiller.

Tres no van a Holanda

Los jardineros Yoenis Céspedes y Leonis Martín, así como el lanzador Ismel Jiménez, causaron baja de la preselección cubana de béisbol.

De tal manera, quedan 29 aspirantes para integrar el equipo olímpico, y la nómina definitiva de 24 jugadores se hará pública en los días cercanos a la cita estival.

El grupo, dirigido por el mentor Antonio Pacheco, partirá el próximo domingo hacia Holanda. Allí intervendrá en la Semana Beisbolera de Haarlem y luego se trasladará hacia un país asiático, última escala antes de aterrizar en Beijing.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.