La Habana derrota a Villa Clara por tercera ocasión y se acerca a la corona

Autor:

Juventud Rebelde

Ahora la serie se inclina tres juegos por cero a favor de los vaqueros, quienes de ganar hoy serán los nuevos campeones de la pelota cubana

Con pitcheo combinado de Yadier Pedroso y Jonder Martínez, además de una productiva ofensiva, La Habana venció anoche a Villa Clara, cinco carreras por una, y ahora la gran final beisbolera parece definida. De todas formas, hoy los naranjas intentarán al menos salvar la honrilla y que el sueño de ser campeones no termine nuevamente en pesadilla.

Los habaneros no creyeron en la enorme multitud que repletó el Sandino y le entraron por los ojos a sus rivales, con dos carreras en el mismo primer capítulo. Después de un out, Laza y Molinet pegaron cañonazos, Orta sopló doblete y Michel Rodríguez recibió boleto, todo ello frente al abridor Yosvani Pérez. Ahí entró el zurdo Siverio y contuvo el chaparrón, aunque Molinet anotó por una imprecisión de Yeniet Pérez en tercera base.

Ya ven ustedes lo que es la pelota: el manager Eduardo Martín colocó a Yeniet en la antesala, precisamente por sus méritos defensivos —Yandy Canto se vio muy lento el domingo en San José—, y este lució presionado al inicio del juego.

En el tercer episodio vino otro ataque de los vaqueros, que llevó dos rayas más a la pizarra: boleto a Molinet, doble de Michel Rodríguez —llegó a tercera por el tiro al plato— y fly de sacrificio de Juan Carlos Linares ante el relevista Yasmani Hernández. Parecía un cubo de agua fría y la cosa empeoró en el sexto, cuando Danger Guerrero remolcó a Zulueta con doble al bosque derecho, después de dos outs.

Sin embargo, Villa Clara se amotinó en la parte baja de esa entrada y expulsó del box a Pedroso, aunque el derecho de Artemisa cavó su propia tumba con dos boletos, uno de ellos frente al desconocido emergente Dian Toscano. Así, Jonder encontró un volcán en erupción tras el hit de Pestano, pero apagó el fuego con ponches consecutivos a La Rosa y Canto (bateó por Yeniet).

Algo similar hizo el zurdo villaclareño Marlon Romero, ponchando a Ruby Silva con las bases llenas en el octavo.

Jonder se complicó la existencia en el noveno, al transferir a Pestano abriendo la tanda. Enseguida vino el cohete de La Rosa, pero el emergente Denis García vio pasar el tercer strike y luego Aledmis bateó para doble play.

Finalmente, el público se fue a casa con pocas esperanzas. Esta noche debe lanzar Freddy Asiel, pues a Villa Clara ya no le quedan balas para gastar. Los naranjas tienen por delante la «tarea del indio»: ganar cuatro juegos en línea recta, algo que suena a milagro.

¿Qué dice usted? ¿Habrá jaque mate fulminante o florecerá de nuevo el naranjo del patio? Siempre apuesto por un mañana, me dije antes de cerrar esta nota y regresar al Hospital Pediátrico de Centro Habana, donde mi pequeña Elena lleva dos noches ingresada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.