Brasil enfrentará a Estados Unidos en la final de Copa Confederaciones de fútbol

Apenas cinco minutos antes del pitazo final, el brasileño Dani Alves castigó con inteligencia un tiro libre que no paró hasta las redes sudafricanas

Autor:

Raiko Martín

Dani Alves celebra su gol contra Sudáfrica. Foto: AP La Copa Confederaciones de fútbol iba camino a otra sorpresa cuando el brasileño Dani Alves castigó con inteligencia un tiro libre que no paró hasta las redes sudafricanas. Así, la canarinha disputará la final del torneo frente a Estados Unidos, el domingo en Johannesburgo.

Apenas cinco minutos antes del pitazo final, el lateral del Barcelona miraba con angustia desde el banquillo la impotencia de sus compañeros. Pero fue convocado y se convirtió en héroe.

Con los antecedentes de la otra semifinal, cuando el hasta entonces discreto Estados Unidos le cortó el paso a la potente España, el desempeño de los sudafricanos parecía destinado a un mejor premio.

Los «Bafana Bafana», dirigidos por el brasileño Joel Santana —dicen que no hay peor cuña...— no solo cayeron por un ajustadísimo marcador, sino que fueron capaces de dominar varios tramos del duelo, y mostraron un despliegue que satisfizo y entusiasmó a sus miles de seguidores en el Ellis Park de Johannesburgo.

«Jugamos un fútbol de ataque. Estoy feliz, orgulloso y satisfecho. Pienso que podemos hacer algo mejor de lo que mostramos esta noche durante el Mundial», comentó a la prensa Santana apenas concluyó el partido.

Las estadísticas probaron que la prórroga hubiera sido justa. Brasil solo tiró a puerta una vez más que los anfitriones, fue superior también por la mínima en los saques de esquina, y ambos guardametas se repartieron a partes iguales las ocho atajadas del partido.

Pero en el fútbol mandan los goles. Y a pesar del sufrimiento, del juego gris, y los 87 minutos de agonía, los pentacampeones brasileños enfrentarán por el título a los estadounidenses.

En la fase de grupos, los discípulos de Dunga le firmaron tres goles a los norteños, pero aunque se verán más o menos los mismos hombres sobre el césped, las circunstancias serán otras.

El técnico Bob Bradley no podrá contar con los servicios de su hijo Michael, expulsado en el juego con España. Mientras, el central Juan, baja tras su lesión durante la victoria frente a Italia, será el gran ausente en las filas brasileñas.

Horas antes del duelo definitorio, la histórica España intentará sacudirse la conmoción, y buscará frente a Sudáfrica un triunfo que le asegure el tercer escaño del torneo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.