Atención mediática se centra en posibles alineaciones para el Mundial Sudáfrica 2010

Cuando ya se conocen los nombres de los 736 jugadores que participarán en el venidero Mundial, las especulaciones crecen sobre cómo ciertos técnicos organizarán sus fuerzas

Autor:

Raiko Martín

Cuando ya se conocen los nombres de los 736 jugadores que participarán en el venidero Mundial Sudáfrica 2010, la atención mediática se centra en las posibles alineaciones titulares de cada equipo. Sobre todo de los «históricos» en estas lides.

Aunque dio algunas pistas cuando anunció su nómina, Maradona sigue encerrado a cal y canto con los suyos. Así, se resiste a develar su propuesta inicial de Argentina a pesar de las reiteradas presiones de la prensa.

En cambio, se sabe desde este miércoles que Doménech no contará con Thierry Henry desde el inicio en el debut de Francia. Según declaró el ariete galo, hace varias semanas el controvertido técnico le comentó que iniciaría el Mundial como reserva, pues su puesto lo ocuparía Nicolás Anelka.

Mientras, el técnico argentino de Chile, Marcelo Bielsa, anda en busca de un sustituto en el frente de ataque. Sucede que cuelga de un fino cordel la continuidad del goleador Humberto Suazo en la formación roja.

El «Chupete» sufrió una lesión muscular en un reciente amistoso frente a Israel, y aunque fue finalmente incluido en la lista definitiva, es poco probable que se recupere antes de que comience el torneo.

Otro que necesitó reemplazo este miércoles fue el arquero brasileño Julio César, quien sintió algunas molestias durante el duelo de preparación que la verdeamarelha ganó por 3-0 frente a Zimbabwe, con goles de Michel Bastos, Robinho y Elano.

Y como anillo al dedo le ha venido al técnico paraguayo Gerardo Martino el recambio del argentino nacionalizado Lucas Barrios, llegado a última ahora para tapar el hueco dejado por Salvador Cabañas. Barrios fue el autor de uno de los goles en el más reciente triunfo guaraní por 2-0 sobre Grecia, y lleva tres dianas en igual cantidad de partidos con la casaca albirroja.

Su caso pudiera parecerse al del italiano Salvatore Schillacci, o al del arquero argentino Sergio Goicochea, quienes llegaron al Mundial de Italia 1990 como «actores de reparto» y se convirtieron en protagonistas a lo largo del certamen.

El «Toto» Schillacci fue convocado cuando jugaba en la segunda división, y tan bien aprovechó su oportunidad que se convirtió en el líder goleador de aquella cita. Por su parte, Goicochea tuvo que sustituir al lesionado Pumpido, y gracias a sus reflejos deteniendo penales Argentina llegó a la final.

Como dice el refrán… no van lejos los de alante, si los de atrás juegan bien.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.