Singapur abre una villa olímpica de altura

Los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010 cuentan con una villa con todas las condiciones e interesantes opciones para los participantes

Autor:

Prensa Latina

Los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010 disfrutan de su primer gran éxito: una villa topográfica, simbólica y muy organizada. En pleno corazón de las colinas Nanyang, sede de una universidad homónima, la villa es un incesante hervidero magenta cuya misión es proporcionar una cómoda estancia a los jóvenes deportistas.

Arquitectónicamente osado, el atípico campus garantiza un entorno académico ideal para cumplir otro objetivo de esta lid concebida por Jacques Rogge: inculcar valores educativos en los deportistas más jóvenes.

La delegación de Zimbabwe fue la primera en inscribirse, aunque ya la alta casa de estudios fue invadida por una muchachada mucho más jóven que la que habitualmente llena sus pasillos y aulas.

Ng Ser Miang, titular del Comité Organizador de Singapur 2010, estimó que la villa ofrece una experiencia única, pues fue diseñada para integrar deporte, cultura y educación.

Amén de atención médica, gimnasios y canchas, restaurantes y servicios de correo y bancos, la Villa también apuesta fuerte por las ofertas culturales y recreativas para los campeones del mañana. Por ejemplo, el programa incluye charlas con monarcas olímpicos como Serguey Bubka, Alexander Popov, Wilson Kepketer y Yelena Isinbayeva, quienes son además embajadores de estos Juegos.

A partir del próximo domingo, la plaza central se convertirá en un gigantesco museo cultural de los diferentes continentes, aunque el plato fuerte serán los tres miniconciertos nocturnos.

Para esas noches fue construido un escenario con los colores magenta de los Juegos, pero los bailadores se irán temprano a la cama por dos razones obvias: son deportistas, y además menores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.