Básquetbol latinoamericano sin medalla por segundo Mundial consecutivo

Este jueves el último representante de América Latina aún con opciones, Argentina, se estrelló ante Lituania (104-85) en los cuartos de final

Autor:

Juventud Rebelde

ESTAMBUL, septiembre 10.— El básquetbol latinoamericano quedó sin medalla en el Mundial por segunda edición consecutiva, después de la eliminación el jueves de su último representante aún con opciones, Argentina, que se estrelló ante Lituania (104-85) en los cuartos de final, informó AFP.

Este torneo supone además un paso atrás, ya que hace cuatro años en Japón la albiceleste había llegado a las semifinales, donde perdió tras una gran  batalla ante la futura campeona España (75-74), antes de topar con la fuerza de  Estados Unidos en la pugna por el bronce (96-81).

Argentina, a pesar de su papel decepcionante, fue de nuevo el equipo en llegar más lejos, ya que Brasil cayó en los octavos tras perder precisamente  ante sus vecinos del sur, y Puerto Rico firmó un fracaso rotundo con un  doloroso adiós en su grupo de la primera fase.

En Japón-2006, el básquet latinoamericano había contado con cinco equipos,  pero sólo los argentinos lograron superar la primera ronda, mientras  brasileños, puertorriqueños, venezolanos y panameños naufragaban en sus  respectivos grupos, sin poder acceder a los octavos.

Pero en esta ocasión ni la 'Generación de Oro' argentina pudo salvar el expediente, quedando fuera de las semifinales de un gran torneo -Juegos  Olímpicos o Mundial-, por primera vez desde su subcampeonato planetario en  Indianápolis-2002.

Luis Scola fue la estrella absoluta, anotando más de treinta puntos en cinco de los siete partidos del equipo hasta la eliminación ante los lituanos y  mitigando, junto a Carlos Delfino y Pablo Prigioni, las importantes ausencias  de Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni.

El equipo se clasificó fácil en el grupo A, con sólo una derrota (Serbia,  84-82) y en octavos firmó un grandísimo triunfo en el Clásico sudamericano,  derrotando a un combativo Brasil por 93-89 tras uno de los encuentros más  vibrantes del torneo, pero todo se hundió ante el tiro exterior lituano.

«No hemos estado bien. En este partido sólo ha habido un equipo en la  cancha y ha sido Lituania. Estamos decepcionados», admitió el DT albiceleste,  Sergio «Oveja» Hernández.

Con un sabor de boca diferente quedó Brasil, que a pesar de perder el pulso  en los octavos dio una magnífica imagen, con Marcelinho Huertas, Leandro  Barbosa y Tiago Splitter como líderes de un equipo que sufrió un duro golpe a  apenas unos días del torneo, por la lesión de Nené Hilario.

«Desgraciadamente quedamos fuera ante un gran equipo como Argentina, pero  dejamos una imagen muy buena, hicimos un gran torneo y esto es el inicio de un  camino», confió el entrenador argentino de los brasileños, Rubén Magnano.

Antes del pulso de octavos, la «verdeamarela» había terminado tercera en el  grupo B, con tres triunfos (Irán 81-65, Túnez 80-65 y Croacia 92-74) y dos  derrotas, una frente a Eslovenia (80-77) pero otra en un duelo apasionante en  el que tuvo contra las cuerdas a Estados Unidos (70-68).

Huertas llegó a disponer de dos tiros libres a falta de tres segundos, pero  no metió el primero, tiro el segundo a fallar y Barbosa, que logró el rebote,  no consiguió encestar para forzar la prolongación.

Muchísimo más discreta fue la actuación de Puerto Rico, que acusó la lesión  durante el Mundial de su estrella Carlos Arroyo y sólo pudo ganar a China  (84-77), quedando eliminado en la última fecha tras caer ante la débil Costa de  Marfil (89-78), cuando un triunfo le clasificaba para los octavos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.