Dayron Robles gana la Liga de Diamante

Robles recorrió los 110 metros con vallas en 13.01 segundos, su mejor tiempo de la temporada, y conquistó también el primer lugar en la Liga de Diamante

Autor:

Abdul Nasser Thabet

La vida en ocasiones nos pone a prueba, nos obliga a tocar fondo quizá para valorar más lo que tenemos, lo que somos, y después emerger si en realidad contamos con el talento y la fuerza suficientes. Dicen que aprieta, y vaya que si lo hace, pero no ahoga. Dayron Robles lo acaba de constatar, con creces. Ganó este jueves la gema de la Liga de Diamante al coronarse en la decimotercera parada, última para los vallistas cortos, con asiento en Zurich, Suiza. ¿Seguirá el «chu chu chu»?

El mitin atlético de Weltklasse acogía el choque decisivo. Una inmensa dosis de suspense y expectación invadía el aire, sobre todo después de la polémica carrera final en el recién concluido Campeonato Mundial, donde Robles fue despojado de su medalla por hacer contacto varias veces con el chino Liu Xiang.

El norteamericano Jason Richardson, actual monarca planetario, largaba por el carril cuatro. Su compatriota David Oliver posaba a la derecha, por la línea cinco, y a continuación las cámaras despertaban el morbo de todos captando la imagen del recordista del orbe y monarca olímpico: el cubano Dayron Robles.

En sus marcas: ¿podría Richardson demostrar que es el hombre a derrotar y su reciente corona no fue pura suerte? Listos: El ciclón de Orlando, David Oliver, ¿tendría la determinación de transplantar su potencia física al endeble miocardio que ha mostrado en campeonatos importantes? Fuera: Iba a decir algo de nuestro muchacho, ensalzarlo, pero sobra.

Trataré de ser «imparcial» —si es posible en esta profesión—, así no lastimo posiciones «objetivas»: ¡El Lord del Guaso dejó bien claro por qué es considerado uno de los más grandes vallistas de todos lo tiempos!

Un crono de 13:01, su mejor cota de la temporada, fue suficiente para aventajar a Richardson (13:10) y a Oliver (13:26). De paso se agenció el liderato absoluto de la justa más brillante del globo, pues compiló 16 unidades (tres salidas, tres victorias). Si quieren muestras de confianza, recuperación psicológica y un total control de estados de ánimo, aquí lo tienen.

Oliver tuvo que conformarse con ver cómo le usurpaban un liderato que amasaba desde su primera salida en la lid, y terminó segundo con 13 puntos (seis presentaciones, un triunfo, tres medallas de plata y dos de bronce).

Ahora el Lord del Guaso continuará su camino a la redención, para aquellos que lo piensan necesario, en los Juegos Panamericanos, previstos del 14 al 30 de octubre en la ciudad mexicana de Guadalajara.

El 2012 espera, y ojalá se equivoquen las predicciones mayas en eso de que el próximo año se acaba el mundo, para poder apreciar a Robles desandando obstáculos, asiendo coronas, y quién sabe, conquistando la segunda Olimpiada.

En la otra prueba con presencia cubana, Yarisley Silva terminó quinta pértiga en mano al pasar la varilla a 4,62 metros de altura. El oro fue para la norteamericana Jennifer Sur (4,72), igual marca que la germana Silke Spiegelburg, plateada por vencer la cota en su segundo intento.

La bella rusa Yelena Isinbayeva ocupó la tercera plaza (4,62), similar marca que la campeona del mundo, Fabiana Murer. La brasileña perdió el bronce al sortear los 4,42 y computar así un ensayo más en la ronda de saltos, aun cuando renunciara al 4,52.

La bala para hombres resultó otro fiasco para Cuba, pues Carlos Véliz ancló octavo. El mejor disparo correspondió al canadiense Dylan Armstrong (21,63).

El hectómetro estuvo en llamas. El actual rey del mundo, de acuerdo a su título y con el perdón de Bolt, autentificó su firma de campeón con un soberbio 9:82 segundos.

Así, el jovencito jamaicano Johan Blake sigue gritándole a los cinco continentes que cuenten con él. Claro, el hombre más rápido del planeta no estuvo, nuevamente, en la carrera. Detrás entraron su compatriota Asafa Powell (9:95) y el norteamericano Walter Dix (10:04).

En la doble vuelta al óvalo la rusa Mariya Savinova, monarca universal, corroboró su espléndida forma al colgarse la medalla de oro (1:58,27). La plata quedó en el cuello de la estadounidense Alysia Montano (1:58.41) y el bronce en el de la británica Jennifer Meadows  (1:58.92).

La subtitular mundial, Carmelita Jeter, aprovechó la ausencia de la jamaicana y vigente campeona Verónica Campbell, para ganar los 200 metros con crono de 22:27 segundos. Su coterránea Allyson Felix culminó segunda (22:40) y la jamaicana Shelly-Ann Fraser llegó tercera a la meta (22:59).

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.