Robles gana sin Xiang e Isinbayeva destroza récord mundial

Dayron ganó facilmente ante la descalificación de su amigo y rival Liu Xiang por salida en falso. La pertiguista rusa Yelena Isinvayeba destrozó el récord mundial.

Autores:

Abdul Nasser Thabet
Williams E. Tolentino Herrera

Tal vez la sopa se muestre algo insípida, pues uno de los ingredientes principales no cuajó y el sabor no es el mismo cuando faltan los fideos chinos. Como ya suponen, el cubano Dayron Robles ganó este jueves los 60 metros con vallas del mitin sueco XL Galan, acaecido en el Ericsson Globe Arena de Estocolmo, pero el hijo favorito de Shangái, Liu Xiang, fue descalificado por salir en falso y al final no llegó el esperado desquite. Además, hubo otras dos medallas plateadas y una bronceada para la Mayor de las Antillas.

Sin embargo, el notición de la jornada estuvo a cargo de la bellísima rusa Yelena Isinbayeva. Permítanme pues un alto antes de seguir con nuestros representantes. La pertiguista más completa del universo pulverizó por un centímetro el récord mundial que estaba bajo su propia firma desde 2009 y rozó las nubes con unos soberbios 5,01 metros. Esta es su decimotercera plusmarca a cielo cubierto y la número 28 de por vida. ¡Sencillamente descomunal! Ya tiembla el Big Ben londinense.

Otra con cota en la misma prueba, pero para Centroamérica y el Caribe, fue la cubanita Yarisley Silva. La pinareña sorteó la varilla a 4,72 metros del suelo en su tercer intento, para de esta forma abrazar el bronce.

Así, sigue gritándole a los cuatro vientos que cuenten con ella en el próximo mundial bajo techo y en los Juegos Olímpicos de este año. La plata fue negociada por la británica Holly Bleasdale, mejor ubicada por pasar la altura en su primera oportunidad.

Por su parte, la otra antillana, Daylis Caballero, ocupó el sexto escaño con su mejor marca bajo capota (4,42).

Volviendo a las vallas, ¡ahora no me vayan a decir que el guantanamero se impuso por la «ayudita» del asiático!; sería el colmo de la impotencia esgrimir tal argumento. Al parecer, donde las dan las toman.

Quizá la falla de Xiang propició el modesto registro del ganador (7,66 segundos) y el subtítulo de otro cubano, el jovencito Orlando Ortega (7,68), bastante cerca del Lord, pero sin asustar. El bronce colgó del cuello del bielorruso Maksim Lynsha (7,73).

En tanto, la triplista Yargelis Savigne cedió en el duelo ante su archirrival Olha Saladukha, campeona del orbe en 2011. La ucraniana lo guardó todo para su último estirón y clavó los pinchos a 14,79 metros de la plastilina, dejando encogidos los 14,47 de nuestra muchacha. La representante de Inglaterra, Yamilé Aldama, terminó tercera (14,44).

En la otra competencia con presencia cubana, la reina panamericana Lesyani Mayor terminó en la última plaza del salto de altura, tras sobrepasar la varilla a 1,80 metros. La rusa Anna Chicherova se quedó con el metal dorado al impulsar su cuerpo dos metros por encima del suelo.

La fenomenal rusa se encuentra en una gran forma deportiva pues no ha bajado de esa marca en este año.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.