Ahora ¿o nunca? - Deporte

Ahora ¿o nunca?

Del estreno antillano en la Liga Mundial fueron alentadores varios aspectos, aun cuando Japón parezca el rival más débil del grupo A

 

Autor:

Raiko Martín

La selección cubana comenzó con buen pie la presente Liga Mundial de voleibol, y eso fue una buena noticia. Pero mucho mejor sería que, visto el panorama inicial en la ciudad japonesa de Hamamatsu, lograra aprovechar todas sus oportunidades para llegar con viento a favor a la siguiente parada en Santo Domingo.

Durante el amanecer de este viernes, los cubanos pasaron la escoba frente a los anfitriones con marcadores de 25-22, 28-26 y 25-20, y al cierre de esta edición intentaban sumar una nueva victoria frente a los siempre complicados serbios.

Del estreno antillano fueron alentadores varios aspectos, aun cuando el rival de turno aparecía un escalón por debajo del resto de los integrantes del grupo A.

Salvo en algunos pasajes del segundo parcial, el recibo se mantuvo bastante estable, y eso ayudó a Yoandri para repartir sus pases hacia todos los ángulos. Si bien es cierto que el capitán Wilfredo León y el opuesto Fernando Hernández lideraron la ofensiva por las esquinas con 19 y 15 puntos, respectivamente, nada despreciables fueron los ocho tantos del central Isbel Mesa en ataque.

Igual de destacable resultó el aporte del jovencito David Fiel, quien se estrenó en estas lides con sobresaliente nota. El inexperto central de apenas 18 años fue un cerrojo sobre la net al firmar cinco de los 15 bloqueos concretados, y que al final tuvieron un peso enorme en el desenlace.

Después del duelo jugado en las primeras horas de hoy, el equipo cubano se despedirá de la urbe nipona enfrentando a una escuadra rusa que en su estreno tuvo que llegar al límite para someter a los serbios.

El entrenador Vladimir Alekno cumplió lo dicho poco antes del torneo, y envió a este primer tramo a un elenco inédito. Incluso, le dio las riendas a su asistente, el italiano Sergio Busato, para quedarse en casa recuperándose de su paso por el quirófano.

Del grupo que conquistó el pasado trofeo de la Liga Mundial, solo Dimitriy Muserskiy saltó a la cancha en el debut. «Ya estamos clasificados para los Juegos Olímpicos, no hay presiones, así que la Liga será parte de la preparación. No tengo dudas sobre las capacidades de Mikhailov o Khtey, pero siento curiosidad por ver los desempeños de otros jóvenes jugadores como Moroz, Kruglov o Ilyin», declaró Alekno a un sitio digital ruso.

Así, la sui generis formación rusa necesitó cinco sets para superar a Serbia (25-20, 25-20, 19-25, 20-25 y 15-11).

Más allá de cualquier variación, Rusia es favorita para avanzar hacia la final de Sofía. Pero las novedades en la convocatoria abren una esperanza para sus rivales. Ya lo dice esa frase tan popular entre nosotros: lo que te den… cógelo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.