Asley rompió la inercia

El judoca cubano Asley González se llevó la medalla de plata en los 90 kg y puso en órbita nuevamente al equipo masculino cubano

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Para nosotros este miércoles fue un día diferente, no solo porque estuvo nublado, sin sol, y a pesar de ello hubo mucho calor aquí en la capital británica. También por la gran actuación del judoca Asley González, quien se llevó la medalla de plata en los 90 kg y puso en órbita nuevamente al equipo masculino cubano.

Asley llegó al torneo con muchas posibilidades de subir al podio, avalado sobre todo por su medalla de bronce en el Campeonato Mundial del pasado año en París. Pero del dicho al hecho suele haber un buen trecho y cumplir los pronósticos no es tan sencillo en unos Juegos Olímpicos.

Sin embargo, el villaclareño se presentó muy bien en la Arena 2 del Centro de Exposiciones ExCel, donde el público rugía más de lo habitual porque los dos judocas británicos —Winston Gordon y Sally Conway— ganaron sus primeros combates.

Lástima que el sueño de los aficionados locales terminara tan pronto, pues Gordon cayó después ante el ruso Kirill Denisov y Sally perdió su segundo pleito con la holandesa Edith Bosch.

Asley abrió su camino con rápido ippon frente al argentino Héctor Campos, lo cual fue un buen augurio. Luego superó al serbio Dmitri Gerasimenko y al australiano Mark Anthony.

En semifinales, el villaclareño se encontró con el ruso Denisov, quien había eliminado en cuartos de final al favorito griego de origen georgiano, Ilias Iliadis, campeón mundial de los 90 kg en 2010 y 2011 y monarca olímpico de los 81 kg en Atenas 2004.

Denisov es un viejo conocido, pues Asley lo venció en la discusión de la medalla de bronce en el mundial parisino. Aquí el ruso se presentó más fuerte, pero el cubano logró proyectarlo de todas formas, cuando faltaban unos pocos segundos para que se venciera el tiempo reglamentario.

Luego fue por el oro contra el sudcoreano Dae-Nam Song, pero perdió por punto de oro, cuando el asiático lo sorprendió con una rápida maniobra. «Estoy contento, pero no satisfecho, porque quería ganar. Espero que la gente entienda que me esforcé al máximo», dijo Asley en la zona mixta donde esperan los periodistas.

Mientras, su entrenador Justo Noda elogió el resultado conseguido, sobre todo porque Asley apenas tiene 22 años. «Sabíamos que con los asiáticos sería más difícil, pues topamos menos contra ellos. Pero le queda mucho por delante», aseguró.

Con esta medalla de plata se rompió una inercia de 32 años, porque Cuba no tenía un finalista olímpico en el judo masculino desde los Juegos de Moscú en 1980. Entonces fueron subcampeones José Rodríguez (60 kg), Juan Ferrer (78 kg) e Isaac Ascuy (86 kg). Así, el mejor resultado histórico sigue siendo la medalla de oro de Héctor Rodríguez en los 63 kg en Montreal 1976.

Finalmente, el griego Iliadis y el japonés Masashi Nishiyama compartieron el bronce este miércoles. El brasileño Tiago Camilo, campeón panamericano y bronce en Beijing 2008, quedó en la quinta posición.

Onix sin medallas

Otra vez una jodoca cubana fue eliminada por decisión unánime de los jueces. Le sucedió también este miércoles a la capitalina Onix Cortés, quien perdió su primer combate contra la japonesa Haruka Tachimoto en la división de 70 kilogramos.

Fue una pelea trabada, donde ninguna de las dos logró marcar puntos. La criolla terminó con un fuerte golpe en la boca, que requirió la intervención del médico.

Onix había vencido a Tachimoto en el último campeonato mundial, pero esta vez no pudo con la jovencita japonesa, quien mañana cumplirá 22 años. Se trata de una figura en ascenso, monarca del orbe en la categoría juvenil en 2008 y 2009.

No obstante, aquí terminó fuera del podio. Primero perdió con la china Fei Chen y luego cayó en el repechage ante la holandesa Edith Bosch, a la postre medallista de bronce.

Por Latinoamérica sacó la cara la colombiana Yuri Alvear, subcampeona panamericana en Guadalajara 2011 y titular mundial en 2009, quien compartió el bronce con Bosch.

Alvear solo perdió con la francesa Lucie Decosse, flamante campeona tras batir en la final a la alemana Kerstin Thiele.

Aquí sí se cumplieron los pronósticos, pues Decosse era la gran favorita por sus tres títulos mundiales y el subcampeonato de hace cuatro años en Beijing.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.