Entre molinos y gigantes

Aunque Yarelis Barrios se entregó al máximo este sábado, acabó sin medallas en el lanzamiento del disco, durante la segunda jornada del atletismo olímpico, donde los británicos celebraron tres títulos y la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce se robó el show en los cien metros planos

Autor:

Juventud Rebelde

Londres.— No pudo ser. Yarelis Barrios se entregó al máximo este sábado, pero acabó sin medallas en el lanzamiento del disco durante la segunda jornada del atletismo olímpico, donde los británicos celebraron tres títulos y la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce se robó el show en los cien metros planos.

Yarelis partió con mucha ilusión, pues el día anterior había tirado el mejor envío de la fase clasificatoria (65,94 metros). Sin embargo, aunque se superó hasta los 66,38 acabó en la cuarta posición.

La croata Sandra Perkovic logró un tirazo de 69,11 metros, el mejor de su vida, y no dejó nada para nadie. Se veía venir, pues este año ganó el campeonato europeo en Helsinki con marca de 67,62 y tenía tres triunfos en la Liga de Diamante: 64,69 en Oslo, 66,92 en Eugene y 68,24 en Shanghai.

En plata quedó la rusa Darya Pishchalnikova (67,56), quien lideraba el ranking con un envío «extraviado» de 70,69 el pasado 5 de julio en Rusia. El bronce se lo llevó la campeona mundial china Yanfeng Li (67,22) y la estadounidense Stephanie Brown Trafton, monarca hace cuatro años en Beijing, acabó en la octava posición.

«Me esforcé al máximo. Sabía que para entrar en medallas debía tirar por encima de 67 metros, pero era difícil. Solo superé esa marca al principio de la temporada en La Habana. Después tuve pocas competencias y no pude estabilizarme», explicó Yarelis en la congestionada zona mixta del Estadio Olímpico.

Hacía frío anoche y el aire molestaba en las tribunas del Estadio, pero Yarelis no se quejó por eso, sino todo lo contrario. «La temperatura era ideal. Yo me sentía bien, pero ellas lo hicieron mejor. Me doy cuenta de que no se puede llegar a una final olímpica con pocas competencias previas. El nivel del disco es muy alto», comentó.

El otro resultado sobresaliente de Cuba en la jornada sabatina fue la clasificación de Yarisley Silva para la final del salto con pértiga. La criolla brincó sin problemas sobre 4,50 y 4,55 metros y lideró el grupo A junto con la estadounidense Jennifer Suhr.

Por la otra llave mandó la fenomenal rusa Yelena Isinbaeva, también con 4,55. En cambio, quedó eliminada la campeona mundial brasileña Fabiana Murer, quien falló tres veces sobre esa altura.

La otra cubana presente en la prueba, Dailis Caballero, no pudo saltar los 4,10 metros. También Omar Cisneros y Amaury Valle quedaron fuera de la final en los 400 metros con vallas.

Cisneros realizó su mejor tiempo del año (48,23 segundos), pero llegó tercero en su serie semifinal detrás de dos favoritos al título: el puertorriqueño Javier Culson (47,93) y el estadounidense Angelo Taylor (47,95), campeón en Beijing 2008.

El registro más sobresaliente de todos lo firmó el veterano dominicano Félix Sánchez (47,76). ¿Qué me dicen?

Finales para guardar

Este sábado terminó el heptatlón y la británica Jessica Ennis abrazó la gloria olímpica con récord personal de 6 955 puntos para delirio de la gente. Ella es un verdadero ídolo aquí y desde que comenzaron los Juegos Olímpicos su fotografía aparece en cualquier lado.

En plata quedó la alemana Lilli Schwarzkoph (66,49 marca personal) y el bronce fue para la campeona mundial rusa Tatyana Chernova (6 628), quien había sido tercera en Beijing.

Fue una noche mágica para los aficionados locales, pues además tuvieron otros dos campeones: Greg Rutherford en el salto largo y Mohamed Farah en los diez mil metros.

En una final tan discreta como la de hace cuatro años, Rutherford brincó hasta los 8,31 metros y terminó por delante del subcampeón mundial australiano Mitchell Watt (8,16) y del estadounidense Will Claye (8,12).

Por su parte, Farah marcó 27.30,42 minutos y dejó detrás al estadounidense Galen Rupp (27.30,90) y al etiope Tariku Bekele (27.31,43). El monarca de Beijing 2008, Kenenisa Bekele, llegó cuarto con tiempo de 27.32,44 y se fue sin medallas.

La fiesta terminó con el show de los cien metros planos para damas, donde Shelly-Ann Fraser-Pryce marcó 10,75 segundos y conservó su corona olímpica. Otra vez Jamaica le ganó el pulso a Estados Unidos, pues la norteña Carmelita Jeter, campeona mundial, llegó segunda con 10,78, su mejor resultado en la temporada.

En bronce quedó la jamaicana Verónica Campbell-Brown (10,81) y detrás llegaron las estadounidenses Tianna Madison (10,85) y Allyson Félix (10,89), ambas con el mejor tiempo de sus vidas.

La noche cerró con el público cantando canciones de The Beatles, pues Paul McCartney estaba sentado en la tribuna. La temperatura siguió bajando, pero nadie lo notó.

Una plata histórica

Fuera del Estadio, el guatemalteco Erick Barrondo fue segundo en la marcha de 20 kilómetros y le dio a su país la primera medalla en la historia de los Juegos Olímpicos. El campeón panamericano logró un tiempo de 1:18.57 horas.

El oro fue para el chino Chen Ding con récord olímpico de 1:18.46. Su compatriota Zhen Wang marcó 1:19.25 y se llevó el bronce.

En esta prueba el favorito ruso Valeriy Borchin, monarca hace cuatro años y doble campeón mundial, acabó en una ambulancia, tras desmayarse durante el recorrido y dejar un rastro de sangre en el suelo.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.