Cuentas claras, por si las moscas…

Con cuatro partidos que prometen muchas emociones, este miércoles comienza la hora de la verdad en el torneo masculino de baloncesto, una de las grandes atracciones de los Juegos Olímpicos

Autor:

Juventud Rebelde

Londres.- Con cuatro partidos que prometen muchas emociones, este miércoles comienza la hora de la verdad en el torneo masculino de baloncesto, una de las grandes atracciones de los Juegos Olímpicos. Tanta ha sido la demanda del público y los periodistas, que dos veces se limitó la entrada a la espectacular Basketball Arena, otra de las joyas construidas para esta cita estival.

Por ello, el baloncesto emigró hacia el North Greenwich Arena, donde se efectuaron hasta el martes las competencias de gimnasia. El recinto, con capacidad para 20 000 personas, fue readaptado en menos de 24 horas.

Rusia y Lituania, un clásico europeo, abrirá la cartelera. Los rusos dominaron el grupo B con cuatro éxitos y una sola derrota frente a Australia el último día de la ronda  clasificatoria.

En cambio, Lituania (2-3) fue cuarta en la llave A, aunque le dio un partidazo al dream team estadounidense, que sudó mucho para vencer 99-94. Nadie se sorprendería si los lituanos eliminan hoy a los rusos en cuartos de final.

El segundo choque de la “muerte súbita” será Francia-España, una reedición de la final del último Eurobasket, cuando los españoles vencieron 98-85. En este torneo olímpico los franceses han lucido mejor y solo sufrieron una derrota ante Estados Unidos el primer día (98-71).

Luego tendremos el clásico sudamericano entre Brasil y Argentina. Esta vez los brasileños llegan mejor a la batalla, con cuatro éxitos y solo una derrota agónica frente a Rusia (75-74) en el grupo B.

Por su parte, Argentina ganó tres partidos y perdió dos en la zona A, aunque cerró con una aplastante derrota frente a los estadounidenses (126-97). En ese choque dieron la cara durante la primera mitad (60-59), pero los norteños marcaron 42 puntos en el tercer cuarto y ahí mismo se acabó la historia.

Finalmente, los cuartos de final cierran con el duelo Estados Unidos-Australia. A los australianos les tocó bailar con la más fea, tras quitarle el invicto a Rusia el último día de la fase preliminar (82-80).

Hasta ahí todo el panorama parece idílico, sino fuera porque hubo demasiada especulación en los últimos choques de la primera fase. Por ejemplo, a España le convenía perder con Brasil, como sucedió, para no cruzarse con Estados Unidos en una presumible semifinal.

Ello levantó un montón de suspicacias, sobre todo después del escándalo del bádminton en estos Juegos Olímpicos. Y nunca es bueno que te miren de reojo, por si las moscas.

Sucedió que días antes fueron descalificadas cuatro parejas asiáticas del torneo de doble femenino en el bádminton (una china, dos sudcoreanas y otra indonesia), tras ser acusadas de especular con los resultados.

Todo comenzó cuando las chinas Yang Yu y Wang Xiaoli, campeonas mundiales, perdieron contra la pareja sudcoreana por 14-21 y 11-21. El árbitro del partido, Torsten Berg, advirtió a las jugadoras sobre el que consideró un comportamiento pasivo y terminó por informar a la Federación Internacional de este deporte.

Aparentemente, las chinas querían evitar a sus compatriotas Tian y Yunlei en los cuartos de final. En el siguiente partido, que enfrentaba a sudcoreanas e indonesias, sucedió algo parecido.

Casualmente, ambos choques fueron presenciados por el presidente del Comité Organizador de los Juegos, Sebastian Coe. “Es deprimente. ¿Quién quiere pagar por ver algo así?”, se preguntó.

“Estábamos ya clasificadas, ¿por qué tendríamos que gastar nuestra energía?”, se defendió Yu, una de las jugadoras chinas. “No era necesario jugar a tope porque la fase decisiva empezaba un día después”, añadió.

En fin, la polémica sigue abierta y la derrota de los españoles en el último partido de baloncesto le echó más leña al fuego. ¿Qué me dicen?

Este martes, en los cuartos de final del torneo femenino, Estados Unidos batió a Canadá (91-48), Australia a China (75-60), Rusia a Turquía (66-63) y Francia a la República Checa (71-68).

Las semifinales serán Estados Unidos-Australia y Rusia-Francia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.