Armstrong pasa al olvido - Deporte

Armstrong pasa al olvido

«Lance Armstrong no tiene lugar en el ciclismo», dijo el presidente de la Unión Ciclista Internacional, Pat McQuaid, en una conferencia de prensa en la que afirmó que el deporte tendrá que empezar de nuevo

Autor:

Servicio Especial

El estadounidense Lance Armstrong fue finalmente despojado de sus siete títulos del Tour de Francia y sancionado de por vida, después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) ratificara este lunes la sanción impuesta hace poco más de diez días por la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA, por sus siglas en inglés).

«Lance Armstrong no tiene lugar en el ciclismo», dijo el presidente de la UCI, Pat McQuaid, en una conferencia de prensa en la que afirmó que el deporte tendrá que empezar de nuevo.

«La UCI espera empezar hoy ese viaje en ese camino hacia delante, al confirmar que no apelará al Tribunal de Arbitraje del Deporte y que reconoce la sanción impuesta por la USADA», afirmó McQuaid en la sede del organismo en Ginebra.

El pasado 10 de octubre la USADA publicó un informe sobre Armstrong, en el que afirmó que el ahora retirado ciclista estadounidense estuvo implicado en «el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que haya visto el deporte».

Armstrong, de 41 años, decidió no apelar los cargos de la USADA, lo que llevó a la agencia a proponer su sanción a la espera de la confirmación de la UCI.

Antiguos compañeros suyos en los equipos US Postal y Discovery Channel, con los que ganó los siete títulos del Tour entre 1999  y 2005, testificaron contra él y contra ellos mismos, lo que les valió una reducción en las sanciones por parte de las autoridades estadounidenses.

Tyler Hamilton, su ex compañero de equipo, dijo en un documental de la cadena británica BBC que Armstrong pagó a un motociclista para que le transportara eritropoyetina (EPO), una hormona prohibida que mejora el rendimiento, durante el Tour de Francia de 1999.

Armstrong, quien es considerado uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos y es un ídolo para muchos por haber dominado el deporte tras recuperarse de un cáncer, siempre ha negado haberse dopado y argumenta que nunca dio positivo.

El ciclista sostiene que dejó de contestar a las acusaciones de dopaje tras años de investigaciones y rumores, porque «llega un punto en la vida de todo hombre en el que tiene que decir basta».

Mientras, el director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, reiteró su intención de dejar sin ganador las siete carreras ganadas por el ex ciclista estadounidense.

El directivo consideró lógica la decisión tomada por la UCI y afirmó que para los organizadores del prestigioso giro francés «el puesto está vacío», aunque reconoció que la determinación formal le corresponde a la UCI. Ese organismo ya anunció que divulgará el próximo viernes su posición sobre el tema.

Siete de los ocho corredores que acompañaron a Lance Armstrong en los podios del Tour de Francia ente 1999 y 2005, tienen un pasado relacionado de algún modo con el dopaje, lo que convierte aquellos años en un «agujero negro» de difícil solución.

Sin dudas, no será una decisión fácil. El suizo Alex Zülle, el español Joseba Beloki, el italiano Iván Basso y los alemanes Jan Ullrich y Andreas Klöden estuvieron envueltos, antes o después, en casos de doping. Si se mira un escalón más abajo, el panorama no es menos desolador.

El español Fernando Escartín, tercero en la edición de 1999, es el único ocupante de uno de los 21 escalones del podio que mantiene su nombre lejos de los escándalos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.