Teorías universales - Deporte

Teorías universales

Una serie de ausencias por dopaje y lesiones podrían restarle parte de su encanto a la cita mundial que comienza este sábado en Moscú

Autor:

Servicio Especial

Un año después de que el atletismo fuera el corazón de los Juegos Olímpicos de Londres, el Campeonato Mundial de este deporte corre peligro de perder su brillo tras una serie de ausencias por dopaje y por lesiones, que han quitado parte del encanto al evento que comenzará el próximo sábado en Moscú.

Después de que Tyson Gay y Asafa Powell fueran excluidos por dar positivo en controles antidopaje, y de que Yohan Blake, actual campeón de hectómetro, fuera descartado por lesión, parece que solo una repetición de la salida nula de Usaín Bolt hace dos años podría evitar que el superdotado jamaicano recupere el título.

Si Bolt falla de nuevo, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) se enfrenta a un escenario digno de una pesadilla, pues el cetro pudiera terminar en manos del estadounidense Justin Gatlin, un velocista que ha sido dos veces sancionado por dopaje.

Un triunfo de Gatlin sellaría un terrible verano boreal para el rey de los deportes, salpicado por múltiples casos de dopaje que han puesto en duda su honorabilidad.

La campeona olímpica de 1 500 metros, la turca Asli Cakir Alptekin, es una de los muchos atletas de su país que han dado positivo en recientes controles de dopaje, mientras que el país anfitrión, Rusia, tiene en la actualidad más de 40 sancionados y otros deportistas que pueden volver a competir ahora tras cumplir sus penas.

Asimismo, el actual campeón mundial y olímpico de los 800 metros, el keniano David Rudisha, verá la competición desde casa debido a una lesión de rodilla. También faltarán a la cita la campeona olímpica del heptatlón, Jessica Ennis-Hill, y la campeona mundial de la misma prueba, Tatyana Chernova, ambas lesionadas.

Todo esto hace que los focos se centren aún más en Bolt, quien posiblemente compartirá el protagonismo con la velocista estadounidense Allyson Felix, la joven sensación de los 400 metros Kirani James, y la fondista etíope Tirunesh Dibaba.

En 2009, Bolt igualó las victorias conseguidas en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y ganó los 100 y 200 metros con récords del mundo que todavía permanecen vigentes.

Dos años después, en la sudcoreana Daegu, las cosas no se dieron bien para el jamaicano, quien realizó una salida nula que lo llevó a ser descalificado de la prueba de 100 metros, facilitándole el trabajo a su compatriota Blake.

Sin embargo, Bolt se recompuso para ganar los 200 metros y los relevos. A pocos días de la gran cita, parece poco probable que no consiga ahora en la capital rusa un nuevo doblete, o incluso un triplete, pues hace apenas una semana, durante una de las fases de la Liga de Diamante, marcó 9,85 segundos en los 100 metros, a pesar de un mal comienzo.

Gatlin, que derrotó sorprendentemente a Bolt en los 100 metros el pasado junio, parece ser su mayor rival, junto al también jamaicano Nesta Carter, cuyo crono de 9,87 segundos logrado en Madrid el 13 de julio, lo convierten en el segundo hombre más rápido sobre la pista.

Warren Weir, otro nacido en la isla caribeña y medallista de bronce olímpico en 2012, parece el único capaz de acercarse a Bolt en los 200 metros. Weir completó su preparación con una victoria en Londres al marcar 19,89 segundos, pero sus oportunidades dependerán de si el campeón tiene un mal día.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.