Le echaron leña al fuego

Artemisa y Pinar del Río no quieren ceder en su forcejeo por el tercer asiento del circuito occidental del Torneo Nacional de Ascenso

Autor:

Norland Rosendo

Casi a la hora de apagar las luces del Torneo Nacional de Ascenso (TNA) de Baloncesto es que la cosa se puso buena. O fea, depende de cómo la observemos. Artemisa y Pinar del Río no quieren ceder en su forcejeo por el tercer asiento del circuito occidental.

¿Que quién ganará? Hace unos días me inclinaba por los Toros de Artemisa, después cambié para los pinareños. Pero ahora hay muchas variantes. Y no todo depende de ambos quintetos; lo que piensan los otros también está contando.

Me explico. Artemisa tiene un partido pendiente con los Guerreros de Matanzas que —según las últimas tácticas y estrategias— podría asumir un protagonismo inusitado. ¿Quién lo iba a decir?

Ese desafío está pactado para el día 2 de octubre, en el Centro de Entrenamiento para Atletas de Alto Rendimiento (CEAR) Cerro Pelado. Pero antes, el tabloncillo de esa instalación «temblará» cuando el 27 y 28 de septiembre, o sea, la subserie de este fin de semana, crucen armas Artemisa y Pinar.

En la primera vuelta hubo un éxito por bando, aunque los Toros encestaron 17 cartones más, menuda ventaja que pudiera pesar un quintal a la hora de decidir. Si uno se «embolsilla» los dos partidos, sería el final del novelón del oeste.

Otro abrazo dejaría el suspenso para el juego aplazado entre Toros y Guerreros, y habría que ver qué hacen los matanceros, después que su fortaleza fuera extrañamente «incendiada» dos veces por los  tabaqueros de Vueltabajo, el fin de semana pasado.

Es cierto que los pinareños se oxigenaron con su reciente victoria frente a Capitalinos, pero desbancar dos veces a los muchachos de Arsenio «Coco» Morales, incluso con un desajustado 94-58 el pasado viernes, dejó a más de uno con un signo de interrogación en los pronósticos.

Digo esto porque ya los directores de los equipos clasificados andan pensando en dónde escoger sus refuerzos. Y eso, lamentablemente, podría influir en los partidos finales. Por tanto, la Comisión Nacional debe estar pendiente de esos «movimientos», para evitar que erosionen la calidad del espectáculo.

Por el centro, Sancti Spíritus intentará decidirlo todo este fin de semana en Villa Clara. Con un triunfo, los del Yayabo serán los dueños del tercer peldaño. Como en la primera vuelta les sacaron 34 puntos de ventaja a los Lobos, estos tendrán que, además de tratar de ganar los dos cotejos, remontar esa diferencia si no quieren ver la Liga Superior de Balocensto desde su hogar.

Francamente, creo que primero el pelotero Yuliesky Gourriel regresa a jugar con los Gallos antes de que los villaclareños puedan despegar a los espirituanos del tercer cojín del grupo.

Y por el oriente, no es que los obvie, pero los Gavilanes de Holguín —equipo con más opciones de escoltar a Santiago de Cuba y Guantánamo— no exhiben palmarés para dejar sin wild card a Pinar, Artemisa o Sancti Spíritus. Esa es mi opinión, quizá la Comisión Nacional de Baloncesto piense de otra manera. Falta poco para saberlo. Esperemos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.