Leñadores a puro hachazo

Las Tunas arremetió sin mesura contra Camagüey y finalmente le «pasó la escoba» tras vencerle por nocaut de 12-2

Autor:

José Luis López

Apoyados en su tradicional poderío ofensivo, los Leñadores de Las Tunas arremetieron sin mesura con sus hachas a Camagüey. Y finalmente le «pasó la escoba» tras vencerle por nocaut de 12-2, en el horario vespertino de este miércoles, en la 54 Serie Nacional de Béisbol.

En el estadio Julio Antonio Mella, la barrida se selló merced a paliza de 15 hits en ocho entradas, con cuatro anotaciones en la tercera y escandaloso racimo de ocho en la cuarta. El madero más fructífero fue el del receptor Yosvani Alarcón, quien bateó de 4-3, con jonrón —su segundo del torneo—, doble, tres impulsadas y dos anotadas. Yordan Batista también castigó al pitcheo agramontino: de 4-2, con cuadrangular y tres remolques. Ganó Ubisney Bermúdez y perdió Frank Madan.

Mientras, en el Capitán San Luis, el monarca exponente Pinar del Río se quitó la «pollona» tras vencer 2-1 a Matanzas. Los vueltabajeros marcaron sus dos carreras en el segundo inning gracias al descontrol del abridor y perdedor Joel Suárez, quien dio dos pelotazos, concedió un boleto y permitió solo un hit, de Lázaro Blanco. El zurdo Julio Alfredo Martínez fue un valladar durante seis entradas. Pero en el séptimo, permite hit de José Miguel Fernández y luego golpea con un envío a Yadiel Hernández. Entonces, el mentor Alfonso Urquiola le pidió la bola para entregársela, sin outs, al portentoso Vladimir Gutiérrez. Y el parsimonioso novato de la pasada temporada cerró el tráfico, dominando a Gracial, Herrera y Duque.

Entretanto, en el estadio 5 de Septiembre, Alain Sánchez lanzó ocho cómodos innings y Villa Clara triunfó 6-2 ante Cienfuegos, que pisó dos veces el plato en el primer capítulo. Ahí se conjugaron doble de Alexei García y triple de Yusniel Ibáñez. Pero el derecho de Cifuentes «ajustó la mira» y no permitió más libertades. Sus compañeros empataron en el segundo, ligando dobles de Ariel Borrero y Yeniet Pérez, con hit de Andy Zamora. Y después sellaron el triunfo con otras cuatro carreras. Perdió Carlos D. Ramírez.

Con tremendo disgusto se fueron los aficionados del estadio José Antonio Huelga, donde Ciego de Ávila superó 6-5 al local Sancti Spíritus. Sucedió que el juego, iniciado a la 1:15 p.m, debió ser detenido por la lluvia en el sexto inning, con ventaja de 5-4 para los Tigres, que en la reanudación, hicieron otra más, en el principio del séptimo.

Según nos comentó la colega Elsa Ramos, del periódico Escambray, los Gallos pusieron corredores en primera y tercera, sin outs. Pero caía la oscuridad y en los juegos iniciados por la tarde, está reglamentado que no se use la luz artificial. El lanzador avileño Yunier Cano se viró ¡nueve veces! a la inicial. Y el árbitro Luis Felipe Casañas decretó el balk, con el cual los locales reducían la desventaja a una sola carrera. Más tarde, ante la falta de visibilidad, Casañas, jefe del grupo, dio por terminado el duelo. ¿Qué me dicen?

En los restantes resultados, Artemisa derrotó a La Isla (2-1) con hit de oro del novato Yhosvani Peñalver, y Guantánamo a Santiago de Cuba (5-3), con destaque para el jardinero Leonelkis Escalante, quien bateó de 5-3. Al cierre, se desarrollaba el duelo Holguín-Granma. El partido Industriales- Mayabeque fue suspendido por lluvia y se jugará hoy, a las 11:00 a.m.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.