A cantar rancheras

La selección cubana de voleibol femenino superó este jueves a su similar de Trinidad y Tobago en tres parciales concluidos con el mismo marcador: 25-14

Autor:

Norland Rosendo

Sin otro incentivo que aspirar al quinto puesto del torneo Norceca que finaliza hoy en Morelia, México, la selección cubana de voleibol femenino superó este jueves a su similar de Trinidad y Tobago en tres parciales concluidos con el mismo marcador: 25-14.

Unas horas después de ver frustradas definitivamente las aspiraciones de asistir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el entrenador Roberto García aprovechó la oportunidad para rotar a las 12 jugadoras sobre el mondoflex, y permitirles continuar creciendo de manera integral con la mirada puesta desde ya en la cita estival de Tokio 2020.

Ante las trinitarias, sobresalieron Heidy Rodríguez, autora de 14 puntos (nueve de ellos por ataques, tres por bloqueo y un ace) y Regla Gracia, a quien le bastó un solo parcial, el tercero, para convertirse en la segunda mayor anotadora de su equipo con siete unidades.

Hoy las antillanas discutirán el quinto lugar frente a las anfitrionas, que ayer superaron también por 3-0 a Costa Rica. Al cierre de esta edición se jugaban las semifinales entre Estados Unidos-Puerto Rico y República Dominicana-Canadá.

Después de que Estados Unidos no logró en la Copa del Mundo su boleto a la próxima cita estival, se sabía que uno de los cuatro cupos que otorga el torneo Norceca para el preolímpico, sería para ese elenco, líder del ranking mundial.

Así que las posibilidades de las cubanas se reducían a las tres capacidades restantes. Si descontamos que el conjunto que encabezara el otro grupo aseguraría su pase a la semifinal y a la Final Four de enero, la única opción era ganar en los cuartos de final para seguir con vida en el camino hacia el certamen carioca bajo los cinco aros.

Y eso, lamentablemente, no sucedió. Puerto Rico fue superior en ese partido crucial. A mi modo de ver, el rumbo se torció el día inaugural del certamen, cuando las nuestras cayeron en tie break ante el equipo de Canadá. Si hubieran triunfado en ese duelo, el partido de hoy por el quinto escaño hubiese sido el de la Muerte Súbita, y en ese caso las opciones de las chicas de Roberto García hubieran sido mayores.

Sin embargo, hay que reconocer que la joven formación cubana, a pesar de no poder alinear con su atacadora opuesta titular, Melissa Vargas, ha exhibido una mejoría notable en el juego colectivo y se enrumba a superar la «Melissadependencia», que en algún momento signó el comportamiento táctico del plantel.

Auguro que antes de Tokio 2020 se hablará de la nueva hornada de Morenas del Caribe. Talento tienen.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.