La casa nos cerró las puertas

El equipo cubano sufrió su segundo fracaso en el torneo a manos de los anfitriones eslovacos

Autor:

Juventud Rebelde

Las opciones de llegar a la final del segundo nivel en la Liga Mundial de voleibol se redujeron un poco más este jueves, cuando el equipo cubano sufrió su segundo fracaso en el torneo, este a manos de los anfitriones eslovacos en cuatro mangas (25-19, 25-22, 22-25, 25-22).

En la Aegon Arena de Bratislava a los dirigidos por Rodolfo Sánchez les faltó poder de fuego. Cuando el opuesto y capitán Rolando Cepeda no carbura como de él se espera, las posibilidades de éxito merman considerablemente. El espirituano, a quien tampoco se le puede exigir demasiado después de una agotadora temporada en Grecia, participó en solo tres parciales —en uno de ellos como recambio— y apenas aportó tres unidades.

Su responsabilidad como referencia ofensiva fue tomada esta vez por Javier Jiménez, otro legionario que regresó a la titularidad y sumó 18 rayitas. Del otro lado, el ataque fue mucho más repartido, con cuatro jugadores por encima de la decena de puntos y Stefan Chrtiansky (13) como el más destacado.

Por los numeritos, el resultado aparece como el más justo, pues los locales fueron ligeramente superiores en todos los órdenes de juego: 47 por 43 puntos en el ataque, 12 por diez en el bloqueo y nueve por cinco en el saque. Como consuelo quedó que sus oponentes superaron en dos sus 29 errores no forzados.

En el otro match del grupo C2, el elenco de la República Checa necesitó cinco parciales (25-21, 19-25, 25-23, 20-25, 15-11) para someter a su similar de Holanda.

Ahora el equipo cubano necesita vencer en los dos compromisos que tiene por delante, el primero de ellos hoy frente a los checos. Después de cuatro presentaciones marchan en la novena posición en el escalafón global del segundo nivel, con dos triunfos pero apenas cuatro unidades.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.