Sin descanso bajo los aros

Bajo las riendas de un colectivo de entrenadores encabezado por Alberto Zabala, 19 muchachas se preparan técnica y físicamente hasta que en enero empiece la Liga Superior.

Autor:

Norland Rosendo

El aplazamiento para 2017 del torneo Centrobásquet no implicó que las integrantes de la preselección nacional femenina de baloncesto de Cuba «se tomaran un diez». Bajo las riendas de un colectivo de entrenadores encabezado por Alberto Zabala, 19 muchachas —mezcla de experimentadas y jóvenes— se preparan técnica y físicamente hasta que en enero empiece la Liga Superior.

Varios son los rostros nuevos y mayor el protagonismo que asumirán algunas atletas que ya eran parte de la selección en el pasado ciclo olímpico. La número 20 de la lista es la santiaguera Ineidis Casanova, quien está contratada en la Liga brasileña.

Zabala confirmó que el principal propósito competitivo, por ahora, será revalidar la corona en los siguientes Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) de 2018. «Luego, ya veremos, pero hay potencialidades para tener un buen desempeño en los próximos años», añadió el avezado técnico.

La preselección promedia 23.5 años de edad y 1,81 metros de estatura. Para los venideros certámenes se espera mucho de la experiencia acumulada por las perimetrales Anisleidy Galindo (PRI), Francis Ochoa (VCL) y la mencionada Casanova (SCU).

A ellas se suman las conocidas Marlene Cepeda (SSP), Leidys Oquendo (CMG) y Arleny Romero (PRI), además de Anay García (PRI) y Leanyi Bécker (HAB), dos jóvenes que descuellan por su estatura, superior a los 1,90 metros.

Zabala no descarta que otras jugadoras sean contratadas en el extranjero en lo que queda de temporada liguera. «Mientras, trabajamos también en la disciplina, en la formación de valores, porque queremos que sean atletas integrales», explicó.

Como parte de la renovación para el presente ciclo olímpico, ya no están en la preselección nacional Oyanaisy Gelis, Suchitel Ávila, Clenia Noblet y Yamara Amargo, esta última actualmente embarazada.

Después de la preparación actual, las muchachas se integrarán a los equipos que competirán en la Liga Superior y luego regresarán al concentrado nacional para perfilar los aspectos tácticos con miras a los compromisos internacionales del próximo año.

El Centrobásquet otorgará cuatro cupos para los JCC y también en septiembre de 2017 se efectuará la Copa América, que dará tres pasajes para el Campeonato Mundial de 2018.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.