Cantan cuatro y bailarán dos

Los Cachorros de Holguín se colaron en la postemporada

Autor:

Norland Rosendo

No bastó con que hubiera que esperar al último día para definir asuntos pendientes en la clasificación del torneo sub-23. Los juegos decisivos no encontraron desenlace hasta las postrimerías, y en todos los casos los vencedores tuvieron que revertir los marcadores. Así, los Cachorros de Holguín se colaron en la postemporada, pese a que los Gallos estuvieron a pocos picotazos del boleto.

La selección de Granma no quería irse en blanco de la ciudad de los parques y estuvo con ventaja de 1-0 hasta el octavo inning, cuando el anfitrión Noel González disparó un bambinazo con las bases vacías. En el décimo, con regla IBAF, los Alazanes no marcaron y los de casa concretaron la anotación que les valió su primer play off en este tipo de competencias.

En su valla, los Gallos, a la espera de un desliz de los Cachorros, vivieron una historia parecida, pero el triunfo no les bastó para convertirse en los rivales de Santiago de Cuba en la semifinal de la zona oriental.

En el oeste lo único que quedaba sin despejar era la sede del play off. El equipo de Villa Clara no podía quedar abrazado con el conjunto de Matanzas porque perdió con los Cocodrilos la subserie particular, y que los yumurinos cayeran ante Mayabeque era muy poco probable.

Los Leopardos de Ariel Pestano, con susto incluido, doblegaron a Cienfuegos, después que la defensa de los anaranjados contribuyera al empate con par de pifias a la hora de los festejos. Pero un boleto y par de cohetes seguidos les dieron la victoria a los locales, y de paso la sede de la semifinal.

Concluyó la ronda preliminar de un campeonato necesario para el desarrollo de los jóvenes peloteros cubanos, pero al que le vendrían muy bien varios cambios que lo revitalicen.

Sobre la postemporada, el rey de 2016, Santiago de Cuba, a pesar de no contar con el fichado en Japón Oscar Luis Colás, y los convocados a la preselección nacional Yoelkis Guibert (jardinero) y Ulfrido García (lanzador), tienen aún suficientes armas para imponerse a los Cachorros, sobre todo, cuenta con Lionard Kindelán —recordista en jonrones en la sub-23 con 11—, un bateador que ya suena el «Tambor» como su padre, Oretes, líder histórico en bambinazos (487) de la pelota cubana.

Y ya que hablamos de sluggers, hagamos un paréntesis para elogiar a Alfredo Despaigne, quien lleva cuatro días seguidos disparando vuelacercas en la liga profesional japonesa, y con 14 está abrazado en la punta del ranking de ese acápite con el estadounidense Brandon Laird.

Volvamos a la sub-23. Los holguineros cerraron muy inspirados la ronda clasificatoria, con una racha de siete éxitos consecutivos y ese dato no puede descuidarse en un play off tan breve. En el tope entre ellos, las Avispas fueron mejores (6-2).

En occidente, Matanzas no solo superó holgadamente a los villaclareños en la subserie bilateral (también 6-2), sino que cuentan con mejores abridores para un duelo de esta envergadura, liderados por Alexander Bustamante. Los Cocodrilos lamentan la ausencia de su receptor titular, Ariel Martínez (en la preselección nacional), pero incorporaron a un talentoso inicialista, con mucha fuerza en el swing y que, si sigue así, dentro de poco será una estrella del béisbol cubano.

Ariel Pestano desearía contar con sus dos aportes a la «pre» del Cuba: su mejor bateador, Norel González, y su principal lanzador, Yosver Zulueta. Su equipo logró sobreponerse a esas «bajas» y garantizar el cupo y el liderazgo de la zona. Ante ese panorama, la defensa debe ser más hermética.

Los pronósticos en el béisbol, a veces, son como la magia: lo que es no lo ves y lo que ves no es. Por suerte para el deporte, claro.

Resultados del sábado

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.