Dudas sobre el idioma español

rss
Buscar por letra:

Respuestas a las preguntas

  • Palabras claves:

    Joel preguntó:

    Con demasiada frecuencia en la ciudad de La Habana al referirse a las demás provincias de nuestra nación se dice «el interior del país» . ¿Es correcto eso?, ¿es que acaso La Habana está situada en el exterior de Cuba?, ¿no sería mejor decir «el resto del país», por ejemplo?

    La palabra interior usada para referirse al resto de los lugares fuera  de los contornos de la capital de un país, aparece en el Diccionario  de americanismos (RAE y ASALE, 2010) de la siguiente manera: interior. I 1. masc. plural. Rep. Dom., Ecuad., Colomb. Prenda interior  femenina que cubre desde la parte inferior del tronco y tiene dos  aberturas en las piernas. 2. masc. Rep. Dom., Venez. Prenda interior  masculina que cubre la pelvis. II 1. masc. Bol., Parag., Urug. Respecto  a una capital de departamento, resto del territorio nacional. 2.  Panamá, Cub. Zona alejada de la región metropolitana y de la capital  del país. 3. Rep. Dom. Zona del país que no es el Distrito Nacional.  III 1. masc. Cub. Respecto a la capital del país, resto del territorio  nacional. IV 1. masc. Costa Rica. Pieza o cuarto de una vivienda donde  están inodoro y  lavabo. Además, se registra como cubanismo en el Diccionario del español de  Cuba (Colectivo de autores, 2000) con la siguiente definición: interior. el interior todo el territorio de Cuba excepto la ciudad de La  Habana (cf. el campo). (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Gisy preguntó:

    Hace ya un tiempo tengo la duda de cùal es la correcta terminaciòn de algunos disminutivos; ¿terminan en ICO o ITO? Ejemplo: gatico o gatito, plantica o plantita, etc.

    Los diminutivos son morfemas derivativos que pertenecen al tipo de los  sufijos apreciativos. El Manual de la Nueva gramática de la lengua  española (RAE y ASALE, 2010:164) expresa que «se distinguen  tradicionalmente tres clases de sufijos apreciativos: los diminutivos,  como -ito o -illo; los aumentativos, como -ón o -azo, y los  despectivos, como -ucho o -aco. Específicamente sobre el uso de los  diminutivos se explica en esta misma obra que el «más extendido hoy es  -ito / -ita, aunque en la lengua medieval y en la clásica predominaba  -illo / -illa. Además de -ito / -ita, en España se usan los  siguientes diminutivos, con preferencia por unos u otros según las  zonas: -ico / -ica, -uco / -uca, -ín / -ina, -ino / -ina, -iño /  -iña, -ejo / -eja, -illo / -illa y -ete / -eta. En América son más  frecuentes: -ito / -ita; -ejo / -eja en zonas de la Argentina y del  español andino; -ingo / -inga en la parte oriental de Bolivia; - ico /  -ica, sobre todo en el Caribe, con la variante -itico/ -itica: ej. «Te  dije lo mismitico de siempre». (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    miguel martin preguntó:

    hola soy miguel martin. mi duda es si mi apellido (martin) lleva acento o tilde gracias

    El apellido Martín si se expresa con la fuerza de pronunciación en  la última sílaba (-tín) lleva acento pues se trata de una palabra  aguda que termina en -n. Si fue inscrito en el Registro Civil sin el  acento, entonces debe escribirse de esa manera en cualquier documento  legal. En el caso de que se trate de la forma Martin, con la fuerza de  pronunciación en la penúltima sílaba (Mar-), entonces no se  acentúa porque se trata de una palabra llana, que se acentúan cuando  no terminan ni en -n, ni en -s, ni en vocal. (Depto. Lingüística,  ILL)

  • Palabras claves:

    Magali preguntó:

    Quisiera saber cómo se escribe después de dos puntos y un signo de exclamación. Por ejemplo: Ayuda a los niños: ¡Misión cumplida! o Ayuda a los niños: ¡misión cumplida! Muchas gracias

    Debe colocarse mayúscula después de los signos de exclamación e  interrogación. Sobre la convivencia entre  los signos de  interrogación y exclamación y los signos de puntuación aclara la  Ortografía de la lengua española (RAE y ASALE, 2010:393-394) que:  (...) pueden coaparecer con cualquiera de los signos de puntuación,  salvo con el punto. Cuando estos signos coinciden con otro en un  mismo lugar del enunciado, deben seguirse las siguientes pautas: a) Si los signos de interrogación y exclamación finalizan el  enunciado, no debe añadirse tras ellos el punto de cierre.  Lógicamente, el enunciado siguiente ha de comenzar con mayúscula:  ej. «!Ay. perdón! La soda siempre me hace eso» (Santiago  Sueño [P. Rico 1996]). «¿Mi marido? El desdichado está más  ausente del mundo que un yogui» (11Duran Toque [Col. 1981]). b) La interrogación y exclamación sí pueden colocarse sin  delimitadores principales, como la coma, el punto y coma o los dos  puntos, sin dejar entre ambos signos ningún espacio de separación:  ej. «Si, ¿por qué negarlo?: aquellas mujeres, que se diría  constituidas en una especie de jurado de concurso televisivo, le  ponían nervioso» (Goytisolo Estela [Esp. 1984]). «!Juro que te  arrepentirás, Mayra!; a partir de hoy empieza una guerra sin cuartel»(Olivera Enfermera [Méx. 1991]). (Dpto. de Lingüística,  ILL)

  • Palabras claves:

    Juan Alberto Toledo Guera preguntó:

    Soy un asiduo lector de cada sección que sobre el idioma aparece en nuestra prensa. Por muchas razones considero nuestra lengua como un regalo divino, es maravilloso comunicarse en Español. Me resulta desagradable escuchar expresiones por parte de periodistas o personalidades de nuestro país que intentando decir algo dicen otra cosa. No quiero imaginar qué haría un extranjero intentando traducir lo que escucha. Aquí van dos ejemplos: 1- ... «a pesar de que recibieron el financiamiento los resultados no fueron satisfactorios...» no es un pesar recibir financiamiento, aquí debió utilizarse la palabra «aunque» y no la expresión «a pesar», este mal uso es muy común escucharlo en la prensa radial, televisiva, en boca de personalidades, directivos de empresas, bancos, etc., se abusa de los pesares, error, no son pesares muchas de las cosas que se dicen en la radio o la TV. 2- ... la lucha contra el desgaste sistemático del enemigo... este fue el lema del bastión 2013 terminado recientemente, fue repetido por todos y entre ellos militares y periodistas, yo me pregunto ¿se lucha contra el desgaste o por lograr el desgaste del enemigo? Si yo estoy equivocado quisiera escuchar las razones que fundamenten mi error y si no es así sería muy bueno corregir estos errores. a diario me enfrasco en enseñarle a mis dos hijos varones a hablar bien, a hacer un uso correcto del idioma y su ortografía, pero si gramaticalmente escuchamos tantos errores mi tarea se vuelve muy difícil y más en este momento de reflexión que hacemos los cubanos sobre nuestra realidad en todos los órdenes de la vida, gracias por su atención

    En el primer caso, en el Diccionario de la lengua española (RAE, 2001) se define la locución «a pesar de» como «contra la voluntad o gusto de las personas y, por ext., contra la fuerza o resistencia de las cosas» de manera que es más apropiado el uso de la conjunción aunque. En el segundo caso el empleo de la preposición «contra» es incorrecto si se trata de «desgastar (nosotros) al enemigo» pues afecta el sentido de la frase. Estaría correcto el empleo de dicha preposición si, por el contrario, la frase se refiriera al desgaste sistemático al que el enemigo pretendiera someternos. (Dpto. de Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Ernesto preguntó:

    Necesito saber cúal es la forma correcta para escribir cargos de personas antes de sus nombres. Licenciado Rodolfo Argueta o sin mayúscula la profesión, porque he sabido que es correcto escribir Lic. Rodolfo Argueta. Favor aclararme esa duda.

    Se recomienda el uso de la minúscula inicial en la escritura de las  titulaciones académicas, por ejemplo: licenciado Rodolfo Argueta.  Sobre el uso de la mayúscula en la escritura de las fórmulas de  tratamiento señala la Ortografía de la lengua española (RAE y  ASALE, 2010: 469-470): Las fórmulas de tratamiento son apelativos  empleados para dirigirse o referirse a una persona, bien por mera  cortesía, bien en función de su cargo, dignidad, jerarquía o  titulación académica: usted, excelencia, majestad, monseñor,  licenciado. Aunque en el pasado se han escrito habitualmente con  mayúscula inicial por motivos de respeto, práctica que aún pervive  en documentos oficiales y textos administrativos, todos ellos son  adjetivos o nombres comunes, por lo que no hay razón lingüística  para escribirlos con mayúscula. Así pues, deben hoy escribirse con  minúscula inicial todos los tratamientos, tanto los que preceden  siempre al nombre propio: don, doña, fray, sor, santo/ta, etc.; como  los que pueden utilizarse sin él: usted, señor/ra, doctor/ra,  licenciado/da, etc. La escritura con mayúscula inicial solo es  obligatoria en las abreviaturas de los tratamientos, que han quedado  fosilizadas en esa forma: Dra., Lic., Ilmo., Sr., Ud. (Depto.  Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Rafael López Arafet preguntó:

    Aprecio mucho su sección. Necesito que se esclarezca el uso de los adjetivos automotor y automotriz, ya que he visto varios carteles aquí en Camagüey con el sustantivo en masculino y el adjetivo en femenino: hoy es el día de la técnica automotor, y pienso que se debió escribir: automotriz. aprovecho para comentarle que en esta provincia las personas están habituadas a decir: tengo un gripe, cuando gripe es femenina, además, dicen: los muebles tienen una churre, cuando esta palabra se escribe en masculino. También , no sé si es porque no conocieron el dólar, pero hasta las personas mayores dicen: tengo 5 dólar, en vez de dólares. Es raro oír a alguien diciendo esta palabra en plural cuando es más de un dólar.

    La palabra automotor presenta dos categorías gramaticales. En  dependencia del uso y significado puede ser un adjetivo o un sustantivo.  El adjetivo automotor presenta dos formas de femenino: automotoraautomotriz. Sus acepciones aparecen recogidas en el Diccionario de uso  del español de América y España (VOX, 2003): automotor, -ra. adjetivo. 1 [máquina, aparato] Que funciona sin la  intervención directa de una acción exterior, especialmente un  vehículo de tracción mecánica: ej. tren automotor. NOTA Tiene  doble forma de femenino: automotora y automotriz. automotor sustantivo masculino. 2 Vehículo provisto de un motor de  explosión o combustión que circula por la vía férrea. En el caso del ejemplo «hoy es el día de la técnica automotor» se  debió utilizar el adjetivo en una de sus formas de femenino: «técnica automotriz / técnica automotora», pues la concordancia  entre el sustantivo y el adjetivo se establece en género y número. Por otra parte, el empleo de los sustantivos gripe y churre en femenino  y masculino, respectivamente, es característico de algunas regiones de  nuestro país, fundamentalmente en las zonas rurales. No obstante,  recomendamos que en contextos formales de la lengua escrita u oral, se  haga uso de gripe en femenino y churre en masculino. A continuación  ponemos sendas definiciones de los diccionarios consultados: gripe. sustantivo femenino. Enfermedad infecciosa, aguda y contagiosa,  causada por un virus, que ataca a las vías respiratorias y produce  fiebre, dolor de cabeza y una sensación de malestar general: ej. vacunarse contra la gripe. sin gripa. (Diccionario de uso del español  de América y España (VOX, 2003). churre. 1. m. coloq. Pringue gruesa y sucia que corre de una cosa grasa.  // 2. m. coloq. Lo que se parece a ella.// 3. m. Cuba. Suciedad  acumulada. (Diccionario de la lengua española (RAE, 2001). Por otra parte, el sustantivo masculino dólar, siguiendo las reglas de  formación del plural en lengua española, hace el plural en -es  (dólares). (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Adris preguntó:

    He notado que en los ùltimos años se ha generalizado el uso de la palabra bien acompañando a otros adjetivos como grande, bueno, interesante, etc; o sea, frases como: bien bueno, bien grande, bien interesante, etc. ¿Es correcto ? Gracias.

    Cuando el adverbio bien se emplea antepuesto a un adjetivo es sinónimo  del adverbio muy. Al respecto señala el Diccionario panhispánico de  dudas de la RAE (2005): Antepuesto a un adjetivo o a otro adverbio,  funciona como intensificador enfático, con valor equivalente a muy: «Pues está bien claro» (Marsé Muchacha [Esp. 1978]); «Yo me  vine a dormir porque era bien tarde» (MtnCampo Carreteras [Méx.  1976]). (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Laura Castro Acevdo preguntó:

    la palabra suavizado existe y que significa

    La voz suavizado es el participio del verbo suavizar, vocablo que  aparece registrado en el Diccionario de la lengua española (RAE, 2001)  con la siguiente definición: suavizar. (De suave). 1. tr. Hacer suave.  Usado también como pronominal. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Aurelio preguntó:

    Mi duda surge con la palabra que designa a las personas que sienten aversion por los homosexuales, es homófobo u homofóbico como he visto en muchos lugares, tenía entendido que era la primera.

    Tanto homófobo como homofóbico son formas derivadas del sustantivo  homofobia, que es la "aversión obsesiva hacia las personas  homosexuales" (Diccionario de la lengua española, RAE, 2001). A  continuación mostramos la explicación que ofrece el Diccionario  panhispánico de dudas (RAE, 2005) sobre el tema: homofobia.  “Aversión hacia los homosexuales, tanto masculinos como femeninos”: «En la película de Ripstein, la figura de la “loca” no solo  cuestiona la homofobia, sino que desafía los roles sexuales»  (Paranaguá Ripstein [Méx.1997]). No significa aversión a los  hombres, sentido que corresponde a la voz androfobia. El adjetivo  correspondiente es homófobo u homofóbico (que padece o implica  homofobia), que no debe confundirse con andrófobo (que padece o  implica androfobia): «Se comportaba con los habituales rasgos de  homófobo, misógino y hasta racista diluido que caracterizan al  reaccionario civilizado» (Méndez Rocker [Esp. 2000]); «Un padre  homofóbico y su hijo gay estrechan lazos cuando son asediados por un  preso fugado» (Razón [Esp.] 26.11.01). (Depto. Lingüística, ILL)