Inició Irán maniobras militares

El objetivo de las maniobras es mostrar la firme resolución del pueblo iraní de defenderse contra cualquier amenaza que atente contra la integridad territorial de Irán.

Autor:

Juventud Rebelde

Los misiles iraníes son probados en el desierto central del país persa. Foto: AP

TEHERÁN, noviembre 2.— Irán inició este jueves maniobras militares con el lanzamiento de cohetes balísticos Shahab II y III, horas después de que su presidente, Mahmud Ahmadinejad, advirtió contra la imposición de sanciones por parte de la ONU, reportó PL.

El disparo de los cohetes había sido anunciado desde la víspera por el general Yahya Rafim Safavi, comandante de los Guardianes de la Revolución, el cuerpo militar de choque del país, paralelo a las fuerzas armadas.

Según la agencia iraní IRNA, el objetivo de estas maniobras es mostrar el potencial bélico y la firme resolución del pueblo iraní para defenderse de manera multilateral contra cualquier clase de amenazas que atente contra la integridad territorial de Irán.

En el ejercicio, que tendrá una duración de diez días, participan unidades especializadas de las Fuerzas Aéreas y de Tierra, así como unidades de las Fuerzas Navales de los Guardianes de la Revolución, más conocidos como los Pasdaranes.

Además de los Shahab, se emplearán misiles Zarzal, Scud-B, Fath 110 y Zulfaqar 73, con un alcance de 150 kilómetros. Según el general Yahya Rahim Safavi, las maniobras El Gran Profeta II no supone una amenaza para los países colindantes. «nuestros vecinos son nuestros amigos», señaló.

Safavi precisó que en El Gran Profeta II tomarán parte cazabombarderos Sukhoi 25 y aeronaves sin piloto, además de aviones de transporte Antonov e Iliuchin para respaldar las operaciones marítimas y terrestres.

En marzo y abril de este año, los Guardianes de la Revolución realizaron unos ejercicios militares denominados El Gran Profeta, también en aguas del Pérsico, que tenían como objetivo enviar un mensaje contra la injerencia extranjera en el país.

Entretanto, en Nueva York, los miembros del Consejo de Seguridad debaten un proyecto de resolución presentado por Gran Bretaña, que contempla la aplicación de sanciones a Teherán por proseguir el enriquecimiento de uranio para la producción de energía nuclear con fines pacíficos.

Los debates del órgano se presentan animados, pues ya Rusia anunció que no respaldará la aplicación de sanciones, una postura similar a la de China, ambos con derecho de veto.

La tensión entre Irán de una parte y Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, de la otra, creció de forma significativa desde que Teherán rechazó un grupo de incentivos económicos y políticos para que detuviera el enriquecimiento de material fisionable.

A principios de semana, Teherán anunció el inicio de funciones de otra catarata de centrífugas para la refinación del mineral radiactivo, lo que lo acerca a una mayor capacidad de producción de combustible para sus centrales nucleares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.