Militares israelíes mataron a diecinueve niños palestinos en noviembre

Nueva víctima mortal de masacre de Beit Hanoun. Miles protestan en Egipto y Jordania. Según la UNICEF, 17 murieron en Gaza

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, noviembre diez.— Diecinueve niños palestinos han muerto en los últimos diez días debido a la ocupación israelí en Gaza y Cisjordania, lo que hace de noviembre ya el segundo mes más fatídico del año para los niños en esos territorios.

Según la UNICEF, 17 murieron en Gaza y otros dos en Cisjordania en lo que va de mes. Solamente julio, cuando 40 niños resultaron muertos, fue peor, dijo el organismo, citado por AP.

«Lo que los niños y adolescentes han sufrido en los últimos días va a tener un impacto duradero», apuntó en Ginebra el portavoz de la UNICEF, Michael Bociurkiw. «Ellos han visto morir a sus familiares, y sus comunidades destruidas. Han estado confinados en sus casas, en la mayoría de los casos sin acceso a alimentos, agua o electricidad».

Bociurkiw estimó que más de 300 niños han sido heridos este mes por ataques israelíes. En el año, dijo, 116 menores palestinos han resultado muertos, comparado con 52 en el 2005.

El miércoles, descargas de artillería israelí destruyeron parte de un barrio residencial en la ciudad de Beit Hanoun, en el norte de Gaza, y mataron a 18 personas, incluyendo ocho menores.

Según dio a conocer la agencia EFE, otro de los palestinos heridos en esa agresión murió este viernes en el hospital Ijilov de Tel Aviv. Basam Ghazem Al-Athamna, de 39 años, fue trasladado a Israel inmediatamente después del bombardeo junto con otro miembro de su familia debido a la gravedad de sus heridas.

La indignación por la matanza crece en el mundo, en particular en los países árabes. Durante la jornada, unas 5 000 personas se manifestaron en las provincias egipcias de El Cairo, Alejandría, Sharquiya, Damieta y Daqahiliya, en lo que llamaron «el día de la ira».

Los participantes en las protestas pidieron «una acción árabe positiva en solidaridad con el pueblo palestino y una ayuda con armas y dinero al gobierno de HAMAS para que pueda hacer frente a los ataques israelíes».

Además, solicitaron a los dirigentes árabes que empleen sus ejércitos en apoyo a la resistencia palestina, y condenaron la «parcialidad internacional y de EE.UU.» en favor de Israel.

Por su parte, miles de jordanos se manifestaron, después del rezo comunitario del mediodía, en el centro de Ammán, la capital, para pedir a los países árabes que rompan sus relaciones con Israel.

Este viernes, Tel Aviv declaró el cierre hermético de los territorios de Cisjordania y Gaza durante el fin de semana, por temor a atentados palestinos tras la matanza de Beit Hanoun.

El comunicado aclara que las fronteras solo estarán abiertas al paso de casos humanitarios aprobados por la Oficina de Coordinación y Enlace del Ejército, y a unos 7 000 palestinos que tienen autorización para trabajar en Israel o por motivos religiosos. La policía concentraba sus esfuerzos en la parte oriental de Jerusalén, donde residen unos 200 000 palestinos, foco de tensión en el pasado por el efecto devastador que suele tener cualquier protesta en el que es el tercer lugar más sagrado para el Islam: la mezquita de Al-Aqsa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.