Reitera López Obrador compromiso con los pobres y la nación

Defender el interés nacional y el de las mayorías e impulsar políticas de desarrollo social fueron las promesas del líder del Frente Amplio Progresista

Autor:

Juventud Rebelde

El Zócalo capitalino se colmó. Foto: Reuters CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20.— El líder del Frente Amplio Progresista de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió este lunes defender el interés nacional y el de las mayorías, impulsar políticas de desarrollo social y luchar contra la corrupción, ante las cerca de 15 000 personas que —calcularon distintos medios— colmaron el Zócalo capitalino para asistir a su simbólica toma de posesión como denominado «presidente legítimo» de México.

En una alocución breve que pronunció luciendo la banda presidencial, Obrador enunció los principios de su ejecutoria como «dirigente de hombres y mujeres libres» —según se presentó—, mediante iniciativas locales que llevarán adelante los representantes de su movimiento en distintas localidades, o a través de proyectos de ley que los legisladores de su coalición defenderán ante el Congreso.

Entre un total de 20 acciones, Obrador anunció la implementación de un debate nacional y un plebiscito para una nueva Constitución; la vigilancia a la actuación de los ministerios públicos, jueces y ministros, y manifestó la oposición al muro que construye EE.UU. en la frontera. El ex candidato presidencial destacó la necesidad de velar por el respeto a los derechos humanos de sus compatriotas obligados a emigrar por una política económica que, dijo, debería crear empleos.

También anunció el envío al Congreso de una iniciativa de ley que haga valer la austeridad de los altos funcionarios y la solicitud de una auditoría al ministerio de Hacienda, al tiempo que su movimiento se pronunciará en contra del cobro de altos impuestos a los pobres y a los de la clase media.

En tal sentido, el prontuario del FAP incluye también la defensa ante el legislativo de un proyecto de presupuesto para el año 2007 que reoriente el gasto público hacia los sectores de salud, educación, y a la creación de puestos de trabajo.

Obrador anunció el propósito de luchar por la protección a los productores nacionales ante la apertura comercial ilimitada, y dijo que su coalición trabajará para que en el año 2008 no entre en vigor la cláusula del TLCAN que permitirá la entrada libre a México de maíz y frijol, lo que supondrá la ruina de más de cuatro mil familias campesinas, recordó.

Su anunciada oposición a la privatización de la empresa petrolera PEMEX y de la industria eléctrica también fue reiterada en el discurso, durante el cual defendió el derecho de los trabajadores del sector informal, de los jornaleros agrícolas y de las trabajadoras domésticas al seguro social y a la protección legal.

Andrés Manuel López Obrador describió este lunes como el comienzo de lo que definió «una nueva república».

Según estiman analistas, el propósito no es solo mantener el cuestionamiento sobre los controvertidos resultados electorales que declararon presidente a Felipe Calderón —quien asumirá las riendas del país en diciembre— sino, además, mantener viva la beligerancia social aglutinada alrededor de la coalición Por el bien de todos, que postuló a Obrador y está integrada por el Partido de la Revolución Democrática, el Partido del Trabajo y Convergencia, ahora convertida en el Frente Amplio Progresista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.