Persisten tensiones por honores militares a Pinochet

Las protestas, reprimidas violentamente por Carabineros, comenzaron apenas se conoció su fallecimiento ayer a las 14:15 hora local, a los 91 años de edad

Autor:

Juventud Rebelde

Santiago de Chile, dic  Los restos del ex dictador Augusto Pinochet serán cremados mañana, luego de que sus seguidores los velen hoy en la Escuela Militar, tras una jornada de violentos incidentes entre manifestantes y Carabineros, reportó PL

La decisión de cremar sus restos es atribuida al propio Pinochet, quien lo pidió para evitar que su tumba sea objeto de confrontaciones.

Pero las protestas, reprimidas violentamente por Carabineros, comenzaron apenas se conoció su fallecimiento ayer a las 14:15 hora local, a los 91 años de edad.

Multitudes en esta capital y en Valparaíso, Concepción y casi todas las ciudades de Chile, más que celebrar la muerte de Pinochet, dedicaron el día a homenajear al Presidente Salvador Allende.

En Santiago, miles de personas marcharon hacia un monumento a Allende -derrocado en 1973 por Pinochet- ubicado frente al palacio de La Moneda, donde fuerzas especiales de Carabineros impidieron el homenaje con carros lanzagua y gases lacrimógenos.

Durante horas, movilizaron varias unidades, incluyendo un helicóptero policial, hasta despejar el centro capitalino, donde los enfrentamientos tuvieron saldo de varios heridos y detenidos.

Algunos vehículos resultaron incendiados y locales comerciales destruidos, según fuentes independientes.

Las tensiones continúan hoy en distintos lugares del país y, como adelantaron a Prensa Latina analistas chilenos, la vida, enfermedad y muerte, y ahora el entierro de Pinochet, siguen dividiendo a los chilenos.

Poco antes de su infarto el domingo pasado, el 25 de noviembre -precisamente el día de su cumpleaños- Pinochet asumió a través de su esposa la responsabilidad política por lo obrado durante su régimen (1973-90), que él mismo justificó.

Dijo que -aunque sentía dolor por las víctimas de las violaciones de los derechos humanos bajo su régimen- no pediría perdón, lo que fue considerado una "falta de respeto" por familiares de miles de detenidos-desaparecidos, asesinados, encarcelados y exiliados.

Estos insistieron en que Pinochet debió asumir, junto con su responsabilidad política, también su responsabilidad criminal y penal.

Varios sectores demandaron además que no debe recibir honores de Estado por no haber sido un gobernante legítimo del país e, incluso, pidieron su degradación militar por haber mancillado el prestigio de las fuerzas armadas.

El gobierno anunció ayer, en medio de las manifestaciones y luego de un prolongado silencio, que Pinochet sólo recibiría honores militares en su calidad de ex Comandante General del Ejército, y no Duelo Nacional.

Es que Pinochet enfrentaba cientos de querellas por grave violación de los derechos humanos, asesinato y torturas, así como por tráfico de drogas, lavado de dinero, fraude tributario y falsificación de documentos.

El proceso de enjuiciamiento del otrora "hombre fuerte" comenzó en 1998, cuando Gladys Marín, la ya fallecida líder del Partido Comunista de Chile, interpuso una querella contra él.

Las acusaciones siguieron en serie: asesinato del ex jefe del Ejército, general Carlos Prats, y su esposa (1974), Operación Colombo (1975), secuestro del ex agente de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Eugenio Berríos, y cargos relacionados con el centro de detención clandestino Villa Grimaldi.

El caso de la Caravana de Muerte, con decenas de chilenos asesinados, resultó en el sobreseimiento de Pinochet, en 2001, tras alegar que sufría una supuesta "demencia subcortical moderada", dictamen que los abogados querellantes rechazaron.

Pinochet fue desaforado 14 veces, y perdió así su inmunidad como "Senador Vitalicio", pero no la de ex mandatario. Durante un viaje a Gran Bretaña, fue detenido y acusado de genocidio, terrorismo y torturas, trámite que terminó 18 meses después.

Su escándalo financiero mayor es el conocido como el Caso Riggs, el banco norteamericano donde escondía millones de dólares mal habidos, pero no es el único.

Numerosas personalidades y dirigentes políticos y sociales lamentaron que Pinochet -homenajeado hoy militarmente- hubiera muerto sin antes responder por sus crímenes ante la justicia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.