Michael Moore teme confiscación de su filme tras viaje a Cuba - Internacionales

Michael Moore teme confiscación de su filme tras viaje a Cuba

El cineasta estadounidense asegura que no ha violado ninguna ley porque viajó a Cuba para una labor periodística

Autor:

Juventud Rebelde

NUEVA YORK, junio 11.— El cineasta estadounidense Michael Moore guardó en Canadá una copia de su último documental porque teme que el gobierno de Estados Unidos intente confiscarlo, dado que una parte fue rodada durante un viaje no autorizado a Cuba, dijo Reuters.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos se encuentra investigando un viaje de Moore a Cuba, realizado en marzo para filmar parte de su documental Sicko, que aborda el sistema de salud estadounidense y que será estrenado en los cines de ese país el 29 de junio.

Los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba, a menos que la visita sea aprobada por el Gobierno, según un bloqueo económico contra la Isla que rige desde 1962 y que el régimen de George W. Bush endureció mucho más.

Sin embargo, Moore asegura que no ha violado ninguna ley porque viajó a Cuba para una labor periodística».

«Realizamos 15 minutos de la película y estamos preocupados por cualquier esfuerzo de confiscación», sostuvo Moore en una conferencia de prensa en Nueva York.

«Tomamos medidas hace unas semanas para dejar una copia de este filme en Canadá, así que si ellos toman nuestro negativo tendremos un duplicado de esta cinta en Canadá», agregó el autor de los también molestos y laureados filmes Fahrenheit 9/11 y Boiling for Columbine. Fahrenheit, largometraje de 2004, está considerado como el documental más exitoso de Estados Unidos.

Moore, junto a su abogado David Boies, acusó al gobierno del presidente George W. Bush de discriminación.

Dice Reuters que Molly Millerwise, portavoz del Departamento del Tesoro, rehusó hacer comentarios, tras argumentar en un correo electrónico que la entidad no confirma ni niega la existencia de investigaciones.

Michael Moore viajó a Cuba con tres voluntarios que trabajaron en las ruinas de las Torres Gemelas de Nueva York tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El cineasta dijo que los voluntarios sufrían de problemas de salud luego de sus labores en la Zona Cero y que lucharon para recibir un tratamiento apropiado por parte del sistema estadounidense.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.