Ejército libanés pone pausa en crisis nacional

El ejército aseguró que ni el Estado ni Hizbolá saldrán perjudicados. En respuesta, el movimiento chiita retiró a sus militantes armados de las calles de Beirut

Autor:

Juventud Rebelde

BEIRUT, mayo 10.— El ejército libanés frenó este sábado de manera temporal las medidas aprobadas por el gobierno del primer ministro, Fuad Siniora, que había decidido acabar con la red de telecomunicaciones del grupo chiita Hizbolá y destituir al jefe de seguridad del aeropuerto de Beirut.

Según EFE, el ejército aseguró que tratará el asunto de tal forma que ni el Estado ni Hizbolá salgan perjudicados. En respuesta, el movimiento chiita retiró a sus militantes armados de las calles de Beirut.

El gobierno libanés decidió el martes acabar con la red telefónica de Hizbolá y destituir al responsable de seguridad del aeropuerto, Wafic Chukair, decisiones que el grupo chiita consideró como «una declaración de guerra», y que constituyeron el detonante de los violentos enfrentamientos que sacudieron al Líbano desde el miércoles, en los que murieron 27 personas, y más de 100 resultaron heridas.

El ejército decidió que Wafic Chukair, presentado por el gobierno como alguien cercano a Hizbolá, por lo que fue cesado el martes, «mantendrá su puesto» hasta que se esclarezca si estaba al corriente de las cámaras de vigilancia instaladas presuntamente por Hizbolá en el aeropuerto de la capital.

Asimismo, el cuerpo armado «se encargará de estudiar el informe sobre la red de telecomunicaciones» de Hizbolá, que iba a ser investigada por el gobierno por «violación de la soberanía del Líbano».

La formación chiita considera que esta red es esencial en su lucha contra Israel y «por razones de seguridad».

Al conocer el anuncio del ejército, la oposición ordenó la retirada de sus hombres armados de las calles, aunque precisó que mantenían el movimiento de «desobediencia civil», según el diputado del movimiento chiita Amal, Ali Hassan Jalil.

El primer ministro Siniora, quien cuenta con el respaldo de EE.UU., había criticado la «pasividad» de las fuerzas armadas y les reclamó que impusiesen la seguridad en el país y retirasen «inmediatamente» a los hombres armados de las calles.

Los soldados habían recibido órdenes de no implicarse en los combates, por temor a una escisión en el seno del ejército.

La Liga Árabe, con sede en El Cairo, efectuará una reunión de emergencia de ministros del Exterior el domingo, para discutir la crisis política en Líbano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.