Revelan fraude a personas amenazadas de embargo hipotecario en California

Los millones de personas que están perdiendo sus casas reflejan uno de los costados más duros de la actual crisis económica estadounidense

Autor:

Juventud Rebelde

SAN DIEGO, julio 16.— La Procuraduría de California abrió este jueves un proceso a 14 compañías que habrían defraudado a miles de personas en riesgo de embargo hipotecario, al cobrarles por adelantado por trámites que nunca realizaron, informó Notimex.

El procurador Jerry Brown informó que como patrón común, esas empresas del sur de California contactaron a personas en inminente riesgo de perder sus propiedades, les prometieron interceder ante sus respectivos bancos y solucionar con un plan la situación, si los interesados les pagaban por adelantado algunos miles de dólares por sus servicios.

Miles de compradores de vivienda desesperados pagaron las tarifas de esas compañías por adelantado, solo para descubrir con el paso del tiempo que los presuntos especialistas nunca contactaron a sus bancos.

Según Notimex, en California, llamado el estado dorado, se registra un embargo cada 90 segundos —el mayor índice del país—, de acuerdo con el legislador demócrata estatal Ted Lieu, quien propone nuevas leyes que sancionen a defraudadores, aunque el mes pasado se aprobó además una moratoria de hasta 90 días a quienes estuvieran a punto de ser expulsados de sus hogares por embargos.

Según ANSA, más de un millón y medio de propiedades recibieron noticias de ejecuciones hipotecarias durante el primer semestre de este año en Estados Unidos, indicó un reporte privado, que subrayó uno de los costados más dramáticos de la recesión norteamericana.

«A pesar de la amplia moratoria» establecida a principios de este año en los desalojos, de la acción legislativa a nivel local, estadual y nacional y de las modificaciones a las condiciones de los préstamos hipotecarios, las ejecuciones «siguieron creciendo a niveles récord», dijo James Saccacio, director ejecutivo de RealtyTrac, una firma dedicada a rastrear propiedades en todo el país, quien añadió que las ejecuciones hipotecarias están mayormente relacionadas con la pérdida del puesto de trabajo.

Las malas nuevas desde el frente inmobiliario se suman a la siempre en aumento cifra del desempleo, que en este momento se encuentra en 9,5%, y el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió que seguirá creciendo en los próximos meses.

Los millones de personas que están perdiendo sus casas reflejan uno de los costados más duros de la actual crisis económica estadounidense. El panorama se completa con unas 14,7 millones de personas sin empleo, según el último reporte del Ministerio de Trabajo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.