Concluye misión de la OEA visita a Honduras - Internacionales

Concluye misión de la OEA visita a Honduras

Cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) instauraron el diálogo entre los golpistas y el presidente constitucional Manuel Zelaya, aunque la negativa de Roberto Micheletti a que se restituya al Presidente lleva las conversaciones a un punto muerto, afirmó Juan Barahona, coordinador del Frente de Resistencia

Autor:

Juventud Rebelde

TEGUCIGALPA, octubre 8.— La misión de la OEA que llegó la víspera concluyó su presencia aquí este jueves con cuatro exigencias al régimen de facto, pero sin avances palpables que hagan ver más cercana la reversión del golpe.

Aunque se afirma que los cancilleres de la OEA, encabezados por José Miguel Insulza, dejaron instaurado el diálogo entre los representantes de los gorilas y del gobierno de Manuel Zelaya, las posiciones seguían entrampadas por la negativa de Roberto Micheletti a que se restituya al Presidente, condición sine qua non para el Ejecutivo, la resistencia, y la comunidad internacional, que reclaman el retorno a la constitucionalidad.

No obstante, el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, estimó que «el diálogo iniciado con participación directa de las partes puede conducir a la superación del conflicto», y demandó al régimen que se devuelvan al pueblo las garantías suspendidas, se abran todos los medios de prensa, y se asegure a los representantes de Zelaya el acceso a la mesa de conversaciones, así como se garanticen al mandatario las condiciones de vida y trabajo «acordes con su alta dignidad».

En declaraciones a la AP, Juan Barahona, coordinador del Frente de resistencia y miembro de la representación gubernamental, estimó que el diálogo está en punto muerto, y reiteró que los golpistas tienen de plazo hasta el 15 de octubre para restituir a Zelaya. «Si no hay resultados en el diálogo, no sé qué pasará después de esa fecha», alertó.

Según dijo AFP,  tres representantes de ambas partes continuarán una nueva sesión de intercambios sobre posibles variaciones al Acuerdo de San José, supervisados por Stagno y otros funcionarios.

Mientras, la represión y el cercenamiento de los derechos ciudadanos se mantuvieron pese al levantamiento del estado de sitio, aunque ello no inhibió a la resistencia de otra jornada de manifestaciones en torno a la sede del encuentro y frente a la Universidad Pedagógica, este jueves.

«Están jugando a un diálogo con garrote, este es un diálogo intimidatorio», estimó uno de los manifestantes, Miguel Aguilar, ante las cámaras de Telesur. Otras personalidades hondureñas han afirmado que las sesiones mediadas por la OEA han sido una engañifa del régimen para mostrar un rostro menos duro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.