Volvió la derecha al gobierno en Chile

El magnate Sebastián Piñera, representante de la Coalición para el Cambio venció este domingo con un 51,6 por ciento a la Concertación para la Democracia, que por cuatro mandatos consecutivos rigió los destinos de la nación

Autor:

Juventud Rebelde

Como es tradición, el presidente electo de Chile, Sebastián Piñera recibió en la mañana de este lunes a la mandataria saliente Michelle Bachelet quien termina su gestión con varios récord, entre ellos, el de ser la primera mujer presidenta de su nación y concluir su mandato con una popularidad de al menos un 80 por ciento.

En su primer discurso como presidente electo de Chile, el multimillonario Sebastián Piñera aseguró este domingo que conformará un gobierno de unidad nacional, prometió a sus seguidores que iba a enfrentar la delincuencia, el narcotráfico y lograr mejoras en los servicios de la nación.

Piñera que ganó con un 51, 6 por ciento de los votos frente al oficialista Eduardo Frei (48,39) en la que fue considerada una de las elecciones más reñidas en la historia de Chile, destacó que «lo mejor de su país está por venir» e hizo hincapié en que su administración necesita una buena oposición a la que tratarán con respeto.

Telesur asegura que el nuevo lider chileno trajo a la Casa de la Moneda a varios ex colaboradores de la dictadura, pues no considera un crimen el haber colaborado con Pinochet.

El presidente electo de Chile ha dejado claro que apoya la promoción de la empresa privada, piensa suspender los juicios contra los violadores de los derechos humanos y se opone al aborto y al casamiento entre homosexuales.

Según la agencia AFP, el nuevo presidente de Chile tiene una fortuna valorada en cerca de 1.200  millones de dólares y es propietario de varios negocios en su país. La aerolínea LAN figura como su principal inversión, ya que sus acciones  equivalen a unos 700 millones de dólares y está considerada la más importante de América Latina, con presencia  dominante en Chile, Argentina, Perú y Ecuador.

Los comicios de este domingo pusieron punto final al período de cuatro mandatos consecutivos de la Concertación para la Democracia que desde el derrocamiento de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) decidió los destinos de ese país.

El bloque ganador está compuesto por dos de los partidos que sirvieron de base civil al régimen del sátrapa Augusto Pinochet: la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional, reunidos ahora en la denominada Coalición para el Cambio.

Varios líderes socialistas chilenos declararon a Telesur que la toma de posesión del derechista Sebastián Piñera el próximo 11 de marzo dará inicio a la peor tragedia que enfrentará América Latina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.