Más de 600 víctimas y 10 000 heridos por fuerte terremoto en China

Muchas personas permanecen sepultadas bajo los escombros de las viviendas derrumbadas en el poblado de Jiegu. El fuerte sismo y las 18 réplicas posteriores han provocado deslizamientos de tierra y cortes en el suministro eléctrico y en las telecomunicaciones

Autor:

Juventud Rebelde

Un terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter sacudió el miércoles a las 7 y 49 (hora de Beijing) la provincia noroccidental china de Qinghai, con un saldo fatal de más de 600 muertos, hasta el momento, más de 10 000 heridos y cuantiosos daños materiales, según AFP.

Por su parte Xinhua precisó que muchas personas permanecen sepultadas bajo los escombros de las viviendas derrumbadas en el poblado de Jiegu, cercano al epicentro, localizado en el distrito de Yushu, en la prefectura autónoma tibetana del mismo nombre en Qinghai.

El fuerte sismo y las 18 réplicas posteriores, la mayor de las cuales ha sido de 6,3 grados de magnitud, han derribado casas, templos, gasolineras y postes eléctricos, además de provocar deslizamientos de tierra, daños en las carreteras y cortes en el suministro eléctrico y en las telecomunicaciones. Un embalse también ha sufrido graves desperfectos como consecuencia del movimiento telúrico, por lo que un equipo de operarios está reparando la instalación para evitar que el agua se desborde.

La agencia Xinhua precisó que el presidente chino, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, ordenaron a las autoridades locales que hagan los máximos esfuerzos para salvar a la gente afectada por la catástrofe. Hasta la zona se trasladó el viceprimer ministro Hui Liangyu, quien liderará las acciones de socorro. El Gobierno chino ya destinó 29, 3 millones de dólares a la reconstrucción.

Al momento de redactar esta noticia alrededor de 700 soldados trabajaban en la zona para retirar los escombros y rescatar a los atrapados, informó un portavoz de la Oficina Provincial de Emergencias de Qinghai.

Asismismo, el gobierno provincial dio a conocer en una rueda de prensa que se envió a la zona afectada a un contingente de 5 000 soldados y trabajadores médicos.

Las autoridades de las provincias vecinas de Gansu y Sichuan y de la región autónoma del Tíbet también han enviado a equipos de rescate a Yushu.

«Nuestra prioridad es salvar a los estudiantes. Las escuelas son lugares en los que siempre se concentra mucha gente», explicó Kang Zifu, uno de los oficiales militares que está participando en la operación de rescate.

El Observatorio Meteorológico Provincial de Qinghai pronosticó este miércoles que la zona de Yushu se verá afectada por fuertes vientos y granizo durante los próximos días, situación que podría dificultar los esfuerzos de rescate.

Más del 85 por ciento de las viviendas del poblado de Jiegu se han derrumbado durante el terremoto, informó Zhuohuaxia, un funcionario encargado de propaganda en Yushu.

«Las calles de Jiegu, dominadas por el pánico, están llenas de heridos y muchos de ellos estaban sangrando por la cabeza», añadió.

«Las viviendas aquí están hechas casi todas con madera y las paredes son de barro», comentó el subdirector del departamento de noticias de la cadena de televisión de Yushu, Karsum Nyima.

La Administración Sismológica de China ha enviado a un equipo de rescate de 60 miembros y 30 trabajadores sanitarios a la zona del sismo.

Además, la compañía China Eastern Airlines ha destinado dos aviones Airbus al traslado de los equipos de rescate y el transporte del material de ayuda humanitaria.

El Departamento Provincial de Asuntos Civiles de Qinghai ha asignado 5 000 tiendas de campaña a la región, mientras que el Ministerio de Asuntos Civiles ha asignado otras 5 000 carpas, 50 000 prendas de abrigo de algodón y 50 000 edredones.

La Sociedad de la Cruz Roja de China ha enviado un equipo de ayuda a Yushu y ha asignado 100 000 yuanes (14 706 dólares), 500 tiendas de campaña, 1 000 prendas de algodón y 1 000 edredones a los afectados por el terremoto.

Wu Yong, al frente del Comando del Área Militar de Yushu del Ejército Popular de Liberación (EPL), indicó que las frecuentes réplicas y los fuertes vientos están dificultando las labores de rescate.

«Es probable que se registren réplicas de más de 6 grados en los próximos días», advirtió Liu Jie, del Centro de la Red Sismológica de China.

El terremoto ocurrió en una zona remota y no densamente poblada, ubicada en la frontera sur-oriental entre la provincia de Qinghai y la Región Autónoma Especial del Tíbet, caracterizada por una geografía compleja, con altas montañas y de muy difícil acceso. El epicentro se encuentra en la aldea Rima del poblado de Shanglaxiu, a unos 50 kilómetros al oeste de Jiegu, y a unos 800 kilómetros de la capital provincial de Qinghai, Xining.

Este es el peor terremoto ocurrido en la hermana nación tras el sismo de 8,0 grados de magnitud que tuvo como epicentro Sichuan el 12 de mayo de 2008, el cual dejó a 87 000 personas muertas o desaparecidas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.