Pide Bruselas más recortes a España y Portugal

Sindicatos españoles ponen fecha al paro nacional. Trabajadores británicos anuncian huelga contra rebajas de pensiones

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, junio 15.— La Comisión Europea pidió este martes a España y Portugal que apliquen más medidas de ajuste para 2011, mientras que los sindicatos españoles pusieron fecha a la anunciada huelga general contra las medidas de recorte social ya anunciadas por el ejecutivo.

Según DPA, a pesar de que Bruselas validó las medidas de ajuste adoptadas por España para este año, solicitó a Madrid que concrete, para el presupuesto de 2011, nuevas medidas de recorte del gasto equivalentes al 1,75 por ciento del PIB.

Además de España, también Portugal deberá apretarse más el cinturón para 2011. Según la UE, ambas economías ibéricas corren el riesgo de que sus abultados déficit públicos se conviertan en un mal crónico, hipotecando la estabilidad del resto de la eurozona (grupo de 16 países que tienen el euro como moneda).

Entre las medidas de ajuste aprobadas el pasado mes de mayo por el gobierno español, figura el recorte del sueldo de los funcionarios (entre un cinco y un siete por ciento), la congelación de las pensiones (a excepción de las mínimas), y la supresión de ayudas a la natalidad, entre otras.

Por su parte, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, líderes de la Unión General de Trabajadores y de Comisiones Obreras, anunciaron que el paro contra la reforma del mercado laboral tendrá lugar el 29 de septiembre, coincidiendo con una movilización sindical a nivel europeo contra los planes de recorte anunciados por distintos ejecutivos de la UE.

Antes del paro general, se prevén concentraciones y manifestaciones el 30 de junio en las distintas comunidades autónomas, y el 9 de septiembre venidero tendrá lugar en Madrid un acto masivo de representantes sindicales.

Fernández Toxo ha desmentido que la convocatoria de la huelga sea para lograr un cambio en el ejecutivo: «No es para cambiar de gobierno», sino para que «modifique la política económica y, en concreto, que el Real Decreto (de reforma laboral) no se instale en nuestro ordenamiento jurídico».

Entretanto, el principal sindicato del sector público de Gran Bretaña, UNISON, afirmó el martes que luchará contra los intentos del gobierno de congelar los salarios y rebajar las pensiones de sus miembros, reportó Reuters.

El viceprimer ministro Nick Clegg dijo el lunes que Gran Bretaña no podía seguir costeando las «elevadas» pensiones del sector público, por lo que tendría que examinar el presupuesto anual de 160 000 millones de libras (235 000 millones de dólares) para los salarios del sector público. El gobierno dará a conocer el 22 de junio sus planes de recorte presupuestario.

«Vamos a dar todo nuestro apoyo a cualquier rama que se vea forzada a recurrir a huelgas para defender los empleos», dijo el secretario general, Dave Prentis, durante la conferencia anual del sindicato. UNISON cuenta con más de 1,3 millones de afiliados.

«Si Nick Clegg viene por nuestras pensiones, como anunció ayer, iremos a una huelga nacional», agregó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.