Una treintena de muertos por lluvias en Haití

El mayor temor radica ahora en que las acumulaciones de agua provocadas por las precipitaciones posibiliten la exacerbación de la epidemia de cólera que desde hace meses azota el país

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PRÍNCIPE, junio 10.— Las tormentas que asolaron Haití por más de una semana son consideradas el desastre natural más intenso sufrido por el país caribeño desde el terremoto de enero de 2010, con reportes de al menos 28 muertos, miles de casas destruidas, deslaves, inundaciones, y un estado de caos en toda la nación.

Según reportes de la Dirección de Protección Civil (DPC), la cantidad de fallecidos y daños materiales supera los ocasionados tras el paso del huracán Thomas en noviembre de 2010, que dejó una decena de muertos.

Las precipitaciones de los últimos ocho días, asociadas a una baja presión en aguas del mar Caribe, provocaron además seis desaparecidos, pero como continúa la evaluación de los efectos de las lluvias, la cantidad de fallecidos puede aumentar en las próximas horas.

Las condiciones son críticas en Tabarre (noreste), Petionville (sureste), Carrefour (sur), Cité Soleil y Delmas (norte), así como en la localidad de Grand-Anse (suroeste) y en esta capital.

La funcionaria indicó que unas 670 viviendas sufrieron daños, más de 40 quedaron totalmente destruidas y la cifra de damnificados supera los 700.

En los campamentos para damnificados del terremoto de 2010, donde viven actualmente más de 680 000 personas, las aguas arrastraron las carpas, las inundaron o desbordaron las letrinas.

En las calles, fosas desbordadas vierten hacia las viviendas y las avenidas muestran ramas, árboles sacados de cuajo, automóviles volcados, escombros y montículos de basura, arrastrada por las corrientes y acumulada en los desagües y las esquinas.

Decenas de familias hacían colas este viernes frente a puestos de distribución de comida, creados desde el pasado martes por el Programa de Alimentos de Naciones Unidas.

El mayor temor radica ahora en que las acumulaciones de agua provocadas por las precipitaciones posibiliten la exacerbación de la epidemia de cólera que desde hace meses azota el país. Según un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), unas 2 600 personas contraen cólera en Haití cada semana, dijo PL.

De acuerdo con el documento, durante el pasado mes el número de contagios duplicaba los reportados en noviembre, cuando comenzó a expandirse la epidemia.

En los últimos tres años el país caribeño ha sufrido numerosos fenómenos naturales que lo han sumido en la más absoluta pobreza. En 2008, tras el paso de los ciclones Fay, Gustav, Hanna e Ike, Haití reportó más de 600 muertes y daños calculados en casi 900 millones de dólares. Más recientemente, en enero de 2010, el potente terremoto que sacudió esa nación provocó más de 300 000 muertes y 100 000 damnificados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.