Nuevas medidas de EE.UU. para derrocar a Al-Assad

Obama exigió este jueves la renuncia inmediata de su homólogo sirio Bashar al-Assad y anunció la imposición de un nuevo paquete de sanciones contra el Gobierno de Damasco

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 18.— El presidente estadounidense Barack Obama exigió este jueves la renuncia inmediata de su homólogo sirio Bashar al-Assad y anunció la imposición de un nuevo paquete de sanciones contra el Gobierno de Damasco.

Las formulaciones del mandatario fueron seguidas de una declaración leída por su secretaria de Estado, Hillary Clinton, según la cual Estados Unidos reforzará el círculo de aislamiento contra el Presidente sirio y su ejecutivo con el propósito declarado de derrocarlo.

De inmediato, las autoridades norteamericanas decretaron una restricción de movimientos a los diplomáticos sirios destacados en Washington.

Obama anunció la firma de una nueva orden ejecutiva que congela con efecto inmediato todos los bienes del Gobierno sirio sujetos a jurisdicción de EE.UU. y prohíbe que los ciudadanos de ese país se impliquen en cualquier transacción en la que participe el ejecutivo de Al-Assad, dijo EFE.

La orden también prohíbe las importaciones de petróleo y sus derivados de origen sirio e impide que los estadounidenses puedan invertir en Siria, precisó el despacho.

Según la Casa Blanca, se trata de la acción de carácter financiero más fuerte jamás decidida por Estados Unidos frente a Siria, destacó ANSA.

No obstante, tanto Obama como su Secretaria de Estado dejaron entrever que la estrategia inmediata no incluye medidas de carácter militar como las empleadas contra Libia.

Con su llamamiento, Washington aumenta la presión sobre Al-Assad, cuya salida del poder había evitado exigir explícitamente, y a diferencia de lo ocurrido en los casos de otros países árabes como Libia o Egipto.

Clinton también invitó a la comunidad internacional a acelerar su  acción contra Al-Assad y su entorno, y pidió que en la próxima Asamblea General de la ONU, en septiembre, se dedique una sesión a la situación en Siria.

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico David Cameron, pidieron en un comunicado común que el Presidente sirio deje el poder, y aseguraron que sus ejecutivos apoyan activamente nuevas sanciones europeas contra Damasco, apuntó ANSA.

La respuesta de París, Berlín y Londres fue saludada por Washington, que además pidió a sus socios el endurecimiento de sus sanciones petroleras contra Siria. Según indicaron fuentes oficiales de la Casa Blanca en teleconferencia con periodistas bajo condición de anonimato, y citadas por DPA, resulta especialmente importante que la Unión Europea fortifique este tipo de medida punitiva, pues Europa es la receptora de alrededor del 90 por ciento del crudo que exporta la nación árabe.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.