El cambio en Bolivia es un camino sin retorno

Miles de bolivianos expresan su respaldo a Evo Morales y el rechazo a cualquier amenaza de la oposición que vaya contra el Estado plurinacional

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, octubre 12.— Una multitudinaria y multicolor concentración en la Plaza Villarroel, de esta capital, expresó su apoyo al proceso de cambios y al presidente Evo Morales, cuando una marcha contra la paralizada carretera que pretende unir a Beni y Cochabamba ha sido manipulada para enfrentarla contra el Gobierno, con el auspicio de medios de comunicación.

En tal sentido, Evo alertó que actualmente algunos quieren desvirtuar y confundir a obreros y otros sectores sociales, a sus dirigentes, y pidió a esos ciudadanos no convertirse en instrumentos del capitalismo o del neoliberalismo.

Quieren dividirnos para que vuelva el Estado colonial, el modelo neoliberal, agregó, según la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Por el contrario, el Presidente del Estado plurinacional de Bolivia aseveró que la concentración del miércoles demostraba que este es un camino sin retorno. Las actuales transformaciones políticas, sociales y económicas, las defenderá el pueblo en cualquier circunstancia, afirmó, a tenor con el reporte de PL.

El dignatario explicó que el actual Gobierno cumplió con la llamada agenda de octubre de 2003 al nacionalizar los hidrocarburos y crear una Asamblea Constituyente que redactó la nueva Constitución Política del Estado, la primera en ser aprobada en las urnas en 2009, entre otras reivindicaciones.

También afirmó que ahora se impone una nueva agenda en base a las necesidades y el aprovechamiento óptimo de los recursos, y convocó a todas las organizaciones sociales, empresarios honestos, intelectuales y jóvenes a proponer y redactarla de conjunto con el ejecutivo, y haciendo énfasis en la industrialización de las materias primas, para que Bolivia, dijo, siga siendo un modelo para el mundo.

Muchos de los congregados, que según la Agencia Boliviana de Información pudieron alcanzar el medio millar de personas, llegaron después de una marcha de seis días en la que participaron organizaciones indígenas, campesinas, sindicales, de mujeres y estudiantes.

En declaraciones citadas por ABI, el máximo dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Roberto Coraite, dijo que la marcha expresa el respaldo a la gestión gubernamental de Morales y el rechazo a cualquier amenaza de la oposición que vaya contra el Estado plurinacional, el Gobierno y el mandatario.

El gigantesco acto también conmemoró una fecha decretada en Bolivia como Día de la Descolonización, en alusión a la llegada de los españoles al continente americano. En tal sentido, Morales instó a recordar que con la invasión europea de hace más de 500 años lo que comenzó entonces fue un movimiento de rebelión y de resistencia, que desde 1992 se reafirmó como la necesidad de los originarios de tomar el poder, lo que Bolivia cumplió hace poco más de seis años.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.