Lluvias en Centroamérica dejan muerte y destrucción

Más de 105 personas muertas, un millón de damnificados y miles de viviendas, carreteras y extensas zonas de cultivos agrícolas destruidos se registraron en la región tras diez días de intensas precipitaciones

Autor:

Juventud Rebelde

SAN SALVADOR, octubre 20.— Diez días de intensas lluvias dejaron a Centroamérica en una situación caótica, con más de 105 personas muertas, un millón de damnificados y miles de viviendas, carreteras y extensas zonas de cultivos agrícolas destruidos.

Informes oficiales preliminares señalan que en El Salvador al menos el diez por ciento del territorio resultó inundado y que el 70 por ciento de los municipios del país sufren algún estrago, 14 puentes resultaron dañados y cuatro más colapsaron. En esa nación, según datos meteorológicos, cayeron 1 513 milímetros de lluvias, lo que sobrepasa la cifra registrada con el huracán Mitch (1998), calificado como uno de los eventos meteorológicos más destructivos de la década, y cuando las precipitaciones llegaron a 861 milímetros, reportó AP.

El director de Protección Civil de El Salvador, Jorge Meléndez, informó el jueves en conferencia de prensa que el número de muertos se elevó a 34, dos desaparecidos, 24 lesionados, más de 50 000 personas evacuadas y 18 445 casas anegadas en todo el país.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, visitó la zona del municipio de San Marcos Lempa, en el centro-oriente —uno de los más castigados por la adversidad climática—, y en reunión con los pobladores del lugar les aseguró que la asistencia humanitaria a los damnificados se mantendrá todo el tiempo que sea necesario, dijo PL.

Las labores de ayuda, señaló, se realizarán de manera distinta al pasado, cuando las autoridades se dedicaban a atender la emergencia y después se olvidaban de la gente.

En Guatemala donde las lluvias dejaron 38 muertos, cinco desaparecidos, 18 heridos y más de medio millón de damnificados, la situación climática mejoró este jueves con la ausencia de la lluvia, pero ahora los millares de afectados tiene que afrontar el primer frente frío de la temporada invernal, mientras las autoridades continúan asistiendo a los damnificados.

Mientras, en Honduras la Comisión Permanente de Contingencias informó sobre 17 muertos y cerca de 70 000 personas afectadas, principalmente en las provincias de Choluteca y Valle, pero sigue alerta ante el ingreso del nuevo evento meteorológico con bajas temperaturas  y que puede generar nuevas precipitaciones.

En esa nación, casi el 50 por ciento de la cosecha de arroz está amenazada, igual que la producción cafetalera, en tanto el cultivo de camarón registró pérdidas millonarias.

El ministro de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Miguel Pastor, informó que las vías de comunicación de El Paraíso, Intibucá, Lempira y el sur de Francisco Morazán son las más afectadas por la tragedia.

Por otra parte, las autoridades nicaragüenses siguen monitoreando el oleaje del lago de Nicaragua, que en los últimos días ha crecido más de 50 centímetros, y si se desbordara, más de 600 familias correrían peligro.

Las autoridades han confirmado la muerte de 13 personas y se informó que 27 858 familias han sido afectadas. Entretanto, en Costa Rica, donde también mejoraron las condiciones climáticas, hay cinco personas muertas y más de un millar de evacuados, principalmente en la provincia de Guanacaste, al noroeste del país, la mayoría de los cuales comenzaron a retornar a sus hogares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.