Brasil por salud pública más eficiente

Al comentar la presentación de los programas SOS Emergencias y Mejor en Casa, la mandataria Dilma Rousseff aseguró que va a permitir que la población sea atendida con más rapidez y calidad en las urgencias de los hospitales

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, noviembre 14.— La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy que los programas Mejor en Casa y SOS Emergencias van a mejorar la calidad de la atención sanitaria y aumentar la eficiencia del Sistema Único de Salud (SUS), según PL.

«Con los  vamos a enfrentar con coraje dos de los principales problemas de la salud pública: la supercongestión en los prontos-socorros (emergencias) y la falta de camas en los hospitales», aseveró Rousseff en su programa radial de los lunes Café con la presidenta.

Al comentar la presentación de esos dos programas la semana anterior, pero en particular sobre SOS Emergencias, la mandataria aseguró que va a permitir que la población sea atendida con más rapidez y calidad en las urgencias de los hospitales.

El plan comenzará en 11 de los principales centros del SUS y para 2014 debe funcionar en 40, precisó.

Explicó que Mejor en Casa es un servicio de atención médica domiciliar, que evitará los ingresos hospitalarios para aquellas personas que pueden recibir el tratamiento en sus hogares.

Entre las ventajas personales de esa iniciativa, la presidenta mencionó la eliminación de los riesgos de infecciones hospitalarias y mantener el entorno familiar. Destacó que Mejor en Casa es aún más positivo para los ancianos, sobre todo, con el aumento de la expectativa de vida en el país.

«Vamos a atender en sus propios hogares a pacientes crónicos, quienes están en recuperación de cirugías y a las personas en proceso de rehabilitación motora», indicó y refirió que serán contratados mil equipos de Atención Domiciliar y otros 400 de apoyo, con el objetivo de prestar ese servicio a 60 mil personas.

Rousseff recordó que Brasil es el único país del mundo con más de 100 millones de habitantes que asumió el desafío de tener un sistema universal, público, gratuito, y que queremos sea de calidad. De los 190 millones de brasileños, sostuvo, 145 millones dependen del SUS.

Sabemos que es una tarea enorme, pero vamos a enfrentar ese desafío, porque los brasileños merecen una salud de calidad, subrayó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.