Amenaza Gobierno chileno con aplicar política del garrote

Si no despejan las calles, tenemos que ejercer esa acción judicial (Ley de Seguridad del Estado) y va a ser en contra de quienes estén bloqueando las avenidas, afirmó el titular del Interior, Rodrigo Hinzpeter

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, marzo 2.— La oposición chilena cerró filas contra la postura del ejecutivo frente a la movilización social de la Patagonia y le criticó que optara hasta ahora por la política del garrote en lugar de sentarse a negociar, aunque legisladores por Aysén dijeron en la tarde que mañana podría haber diálogo.

«Es de absoluta evidencia que hay una violencia desproporcionada, que no tiene parangón ante una ciudadanía que lo único que quiere es sentarse a dialogar», afirmó el presidente del Partido Socialista y vocero de la Concertación, Osvaldo Andrade. «No se pueden enfrentar los conflictos sociales solo con el garrote», agregó citado por PL.

Ha sido brutal la represión que se ha desatado contra los habitantes de la Patagonia, según concordaron también los líderes de la Democracia Cristiana, del Partido por la Democracia y del Partido Radical Social Demócrata.

Ya habían también expuesto su total rechazo a la posición del Gobierno los máximos dirigentes del Partido Comunista y del Movimiento Amplio Social; los dos, como los anteriores, con representación parlamentaria.

La oposición política en Chile dijo además haber quedado perpleja con la invocación que hizo La Moneda este viernes a la Ley de Seguridad del Estado, lo que demuestra la mano dura e inflexible frente a la movilización popular de la región de Aysén.

Según argumentan, el Gobierno de Sebastián Piñera no solo volverá a condicionar las negociaciones al cese total de las protestas, sino que ahora invoca la posibilidad de aplicar a los manifestantes la cuestionada ley creada en la dictadura para acallar el descontento social.

Si no despejan las calles, tenemos que ejercer esa acción judicial (Ley de Seguridad del Estado) y va a ser en contra de quienes estén bloqueando las avenidas, afirmó el titular del Interior, Rodrigo Hinzpeter, en declaraciones a Radio Bío Bío.

Admitió que la Ley de Seguridad del Estado es una normativa con sanciones muy severas, pero consideró que al ponerla en práctica cumple con las obligaciones de su cargo.

Las críticas a la inflexible postura del Gobierno también se evidenciaron en el Parlamento, cuando congresistas de la oposición instaron a interrumpir las labores del  legislativo. El diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, dijo que La Moneda solo ha estado poniendo trabas y dilatando el conflicto en la zona de la Patagonia.

Paralelamente, dijo EFE, un grupo de parlamentarios por Aysén se reunió con el presidente Piñera para exponer los detalles del conflicto y solicitar el diálogo. Según aseguraron, hay condiciones para que se reanude este sábado.

La Ley de Seguridad del Estado fue promulgada bajo la dictadura militar en 1975. Sus últimas modificaciones fueron aplicadas en 2010 y se refieren principalmente a la seguridad interior y exterior de Chile. La ley involucra casi todo lo que altere el orden público, desde las protestas o cortes de tránsito, hasta la instalación de barricadas.

Bajo el amparo de la controvertida legislación, si se detiene a un ciudadano que participa en una manifestación, este puede ser condenado a una pena entre 541 días hasta cinco años de prisión, según explicó recientemente el abogado Daniel Stingo a Radio Bío-Bío.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.