Preocupa en Francia giro a ultraderecha en campaña electoral

El actual presidente y candidato a la reelección, Nicolás Sarkozy, optó por una estrategia dirigida hacia los votantes del ultraderechista Frente Nacional (FN), de Marine Le Pen

Autor:

Juventud Rebelde

París, 28 de abril._ Un giro del discurso del presidente y candidato a la reelección, Nicolás Sarkozy, hacia argumentos de la extrema derecha caracterizó la primera semana de campaña hacia la jornada decisiva de las elecciones francesas, destaca PL.

Derrotado en la primera vuelta por François Hollande y en desventaja en todas las encuestas publicadas recientemente, el gobernante optó por una estrategia dirigida hacia los votantes del ultraderechista Frente Nacional (FN), de Marine Le Pen.

En la ronda inicial Le Pen alcanzó un 17,90 por ciento de sufragios, un potencial nunca logrado por ese partido, cuya ideología está basada en el nacionalismo a ultranza, la xenofobia, el combate a la inmigración y a las ideas de integración continental.

Tras conocerse los resultados, Sarkozy comenzó a utilizar algunos argumentos del FN, como el endurecimiento de las medidas contra los extranjeros y el cierre de las fronteras.

«Los franceses no desean una Europa que sea un colador», y «si Europa no puede cuidar sus fronteras, nosotros lo haremos», fueron algunas de sus expresiones.

Las críticas por el acercamiento al FN comenzaron a aflorar en el mismo seno de la gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UMP). El diputado por Yvelines, Etienne Pinte, declaró que Sarkozy se equivoca de estrategia al asumir las ideas de Le Pen, en lugar de hablar del desempleo, el poder de compra, la salud y la educación.

De igual manera, el senador de la UMP por el departamento Norte, Jean-René Lecerf, recordó al candidato presidencial que «los valores del Frente Nacional no son los nuestros».

Mientras, el candidato del Partido Socialista (PS), François Hollande, ha evitado sumarse al tono agresivo, aunque algunos de sus colaboradores o personas cercanas a su campaña replicaron con dureza las declaraciones de Sarkozy.

Jean-Luc Mélenchón, excandidato del Frente de Izquierda que llamó a votar por Hollande en segunda vuelta, acusó al nominado por la UMP de utilizar ideas extraídas del lenguaje de los colaboracionistas con la ocupación nazi en el siglo pasado.

Resta una semana de campaña antes de la ronda decisiva del 6 de mayo, durante la cual la tensión podría aumentar aún más, advirtió el analista Stéphane Rozas, presidente de la entidad Consejo, Análisis y Perspectivas.

Según Rozas, ese clima se debe en gran medida a la estrategia adoptada por Sarkozy, quien se encuentra «en una posición muy difícil y debe volcar la mesa si quiere sorprender».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.